Apuntes

¿Licuadora o trituradora?

Manuel Rosete



“No hay que volver a votar enojados”
José Yunes Zorrilla
En muchos espacios periodísticos se ha hecho la pregunta sobre qué ha hecho el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares con el dinero que el gobierno federal le ha entregado como partidas presupuestales normales, desde que inició su gobierno a la fecha, y un velo de misterio cubre este asunto de evidente falta de transparencia.
Puede ser que los periodistas que preguntan, como es su obligación, no cuenten con los elementos suficientes para ir a fondo en estos temas, pero y los especialistas que han puesto el dedo en la llaga, los economistas, los expertos en administración pública y el mismísimo presidente de la Comisión de Hacienda del Senado de la República, José Yunes Zorrilla, cuya materia de trabajo en la tribuna más alta del país es precisamente la administración de los fondos públicos, merecen una explicación detallada y respetuosa por su investidura así como porque como representante de los veracruzanos obligadamente se le debe informar.
Y es que, como lo comenta el mismo Senador priista, tener ocho mil millones de pesos en una cuenta concentradora y no haberlos ejercido para lo que fueron etiquetados, es regresar a las mismas prácticas de otros gobiernos que tenían “prendida la licuadora”.
O sea que, como aquí lo hemos comentado, estábamos mejor cuando estábamos peor. La corrupción en el manejo de los fondos públicos ahí está presente, con un gobierno que se dijo “del cambio” pero que resultó un fiasco.
El senador Yunes Zorrilla es más preciso cuando acusa al gobierno panista actual de estar incurriendo en actos ilegales ya que los ocho mil millones de pesos no pueden permanecer en cuenta, mucho menos de manera conjunta ya que cada fondo se destina a cuentas específicas. Por lo anterior, el priista exhortó a la Secretaría de Finanzas a hacer públicos los estados de cuenta de estos recursos y explicar para qué serán utilizados.
Más explícito, directo al grano, sin andar con rodeos, Pepe Yunes exige: “Pediría que nos enseñaran el registro de la cuenta. Creo que lo que se dio ya se dispersó y eso es lo que se conoce como licuadora o se conocía como licuadora, es una práctica que se realizaba y que señalamos ya antes en Veracruz y otros estados, ante la presión de gastos que tienen los gobiernos de los estados y los pocos ingresos que tienen".
Y ya para rematar el Senador nos hace una recomendación: Los veracruzanos no pueden volver a votar en las urnas “enojados”. La rabia es válida, siempre y cuando no sea esto lo que mueva a elegir a las autoridades y sirva para clamar castigo a quienes saquearon a Veracruz. “Está bien que haya enojo y con razones claras y que haya sanción para los culpables, yo soy el primero en solicitarlo, pero sí considero que hay que salir a votar con el ánimo de ver por Veracruz”.
En este sentido, el voto de la rabia, ya vimos los veracruzanos que no es recomendable aplicarlo; gracias a ese voto pudo ganar la elección Miguel Ángel Yunes Linares, quien supo capitalizar el descontento, el enojo y la rabia que sentíamos contra dos gobiernos consecutivos que nos agraviaron y dejaron en la desgracia, pero no pudimos advertir, por ese enojo, que había alguien que tomó la espada de la justicia y el combate a los corruptos para granjearse el voto popular y, de esa forma, con el apoyo de los medios de comunicación, de los sectores políticos y sociales, capitalizando el voto de la rabia, se encaramó en el gobierno y hoy, después de demostrar que sus intenciones no eran nada buenas, además de humillarnos, de exponernos a las acciones de la delincuencia organizada sin la menor intención de cumplir con sus promesas, amenaza con heredar el trono a uno de sus vástagos… El voto del enojo es irracional.

Yunes Linares le contesta a Pepe Yunes

Tras la contundencia
de los señalamientos, hechos con la decencia política que caracteriza al senador José Yunes Zorrilla, presidente de la Comisión de Hacienda del Senado de la República, con estudios de Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y maestría en Administración Pública de la Universidad de Columbia en los Estados Unidos, recibió respuesta del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, a través de un comunicado que firmó el grillo cordobés Guillermo Moreno Chazzarini, egresado de la Universidad Cristóbal Colón y empleado de la familia Yunes (la del estero) a quien hoy habilitaron como secretario de Finanzas y Planeación, respuesta que se da en términos por demás majaderos e irrespetuosos, típicos del lenguaje de sus jefes.
El texto del libelo dice:
“Doy respuesta a la declaración que hizo usted el día de ayer, en relación al manejo de los recursos presupuestales del Gobierno del Estado de Veracruz.
“Su evidente ignorancia es más grave cuando usted preside la Comisión de Hacienda del Senado de la República y debiera conocer la normatividad que rige el manejo de los Fondos Federales.
“Es comprensible que alguien como usted, que ha estado vinculado siempre a gobiernos corruptos, piense que todo sigue igual y que, por lo tanto, afirme que se sigue aplicando “la licuadora” en el manejo de los recursos públicos de los veracruzanos.
“Ese modelo que usted denomina “licuadora”, se aplicó en el Gobierno del Estado en los últimos 12 años, cuando estuvieron a cargo del Poder Ejecutivo Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, a quienes usted sirvió y fue cómplice tanto con su silencio, como con sus declaraciones y discursos de apoyo y reconocimiento a estos dos conocidos hampones.
“Durante esos 12 años, usted se desempeñó como Diputado Local y Federal y acompañó como Senador a Javier Duarte durante los 5 años de su Gobierno, y siempre permaneció callado.
“El modelo “licuadora” -que Usted bien conoce- sirvió como herramienta para desviar y robar los recursos de los veracruzanos y llevar a nuestro Estado a la peor crisis financiera de su historia, y al grave nivel de pobreza existente, así como a otros severos problemas, como la inseguridad.
“En el gobierno actual, el gobierno del cambio, de la transición, los recursos de los veracruzanos se manejan con honestidad, transparencia y pleno apego a la Ley. No hay un sólo señalamiento de corrupción en nueve meses de gobierno, porque uno de los objetivos centrales de la administración del Gobernador Yunes, es acabar con la corrupción, de la cual reitero, usted fue cómplice por omisión.
“He dado instrucciones a la Jefa del Departamento de Flujo de Efectivo de la Tesorería, la C.P. Adriana Fascinetto Contreras, para que cuando usted lo solicite, lo reciba y ella le dé unas lecciones acerca de cómo se manejan los recursos públicos en un gobierno honorable y transparente”.
Ignorante, cómplice de una banda de corruptos y hampones, son entre otros los epítetos que le aplican al Senador priista de parte de quienes exponen su visceral forma de reaccionar cuando alguien les restriega en sus caras las verdades. Las consecuencias de esta reacción no se harán esperar. Pobre de Moreno Chazzarini quien, con tal de tener un sueldo, es capaz de todo, como ya lo vimos.

REFLEXIÓN

Se comenta en todas las cocinas económicas de Veracruz que los comensales coinciden en que "la licuadora: licúa y torna fluidos, que fluyen aunque estos vayan a los bolsillos de las ratas", y que "la batidora revuelve y bate masas amorfas que, si se digieren en exceso, gestarán y salpicarán puré de calabaza a los veracruzanos". Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@mail.com. www.formato7com/columnistas