Biodigestor, solución para diagnóstico que el BID dio a Xalapa sobre relleno sanitario
02 de Agosto de 2017
Staff MARCHA / Xalapa, Ver.
El biodigestor para transformar desechos sólidos en energía es una de las propuestas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para ampliar la vida útil del relleno sanitario en Xalapa y es una solución viable y acertada para el diagnóstico que el propio organismo internacional hizo de este tema en la ciudad, así lo aseguró el alcalde Américo Zúñiga Martínez.

Dijo que este diagnóstico, contenido en el Plan de Acción Xalapa Sostenible, Visión para un futuro con servicios eficientes, un territorio resiliente y cuentas transparentes, fue realizado en 2013 y entregado al Ayuntamiento en 2014, “y por ello, desde el inicio de la administración se atendió, como una prioridad, el futuro del relleno sanitario”.

Añadió que fueron los propios consultores de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en un análisis posterior, quienes propusieron la construcción de un biodigestor que aproveche los residuos sólidos orgánicos para generar energía en un terreno cercano al actual relleno sanitario, para alargar su vida útil, ya que no existe en Xalapa otro predio con las características requeridas para desempeñar esta función.

“Esta propuesta también fue avalada por la Agencia Alemana de Cooperación GIZ y por el propio Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), que estará aportando 8 millones de dólares para la realización de este proyecto, mismos que se hubiesen perdido si los diputados no autorizaban, como hicieron de manera responsable, la ampliación de la concesión”.

Explicó que si no se hubiese dado esta prórroga, no habría tiempo para tener una adecuada disposición final de residuos sólidos; se habría dejado una bomba de tiempo para la administración entrante; se hubiese perdido un fondo de 8 millones de dólares, se faltaría a la ley y se daría la viabilidad que representa tener este servicio adecuado, eficiente y funcional, que no representa riesgos para la salud.

La prórroga para la operación del relleno sanitario es legal, transparente y necesaria, además de que es la opción más responsable, ya que resultaría más perjudicial para el medio ambiente clausurar este espacio y contaminar otra zona con un nuevo relleno, apuntó.

En cuanto a la propuesta de llevar el relleno a otro municipio, comentó, cabe preguntarse qué ayuntamiento accedería a recoger las 400 toneladas diarias de basura que genera Xalapa, cuando los municipios aledaños producen unas 50 toneladas.

Zúñiga Martínez informó que el proyecto del biodigestor, avalado por el propio BID, utilizaría la digestión anaerobia para generar energía eléctrica aprovechando cerca del 40 por ciento de los residuos sólidos que llegan al relleno sanitario, con lo cual Xalapa se estaría sumando a la producción de energías limpias con un proyecto que es un ejemplo internacional en la materia.