La Columna

El Fiscal Jorge Winkler es un funcionario frívolo

Fanny



MAYL se rodeó de malos funcionarios públicos
¿Quién escribirá esas cartas y comunicados llenos de ofensas?
Se le complican las cuentas a Manuel Rosendo Pelayo
El Fiscal Jorge Winkler es un funcionario frívolo
Las fotografías del Fiscal General del Estado, Jorge Winkler Ortiz, que circulan en redes sociales, lejos de beneficiarlo o posicionarlo ante la opinión pública, lo siguen desprestigiando, lo siguen exhibiendo como una persona inconsciente, inmadura, frívola e
Indolente del momento que se vive, ajeno a la gran responsabilidad que le encomendó el Congreso local para atender y resolver los delitos que se cometen diariamente.
Si Veracruz viviera en paz y sin tantos asesinatos, feminicidios, secuestros y amenazas, las cosas serían distintas, pero todos vivimos crispados, con una gran preocupación de lo que nos pueda suceder en el momento menos pensado y el Fiscal no es solidario, ni siquiera con la familia de Mara Castilla, la jovencita que fue asesinada en Puebla por un chofer de la empresa Cabify pero que ella es de Xalapa.
El Fiscal General se muestra ante esa preocupación generalizada, en una fotografía como un experto chef cocinando una paella, una más de sus frivolidades, uno más de sus actos superficiales, sin aplicarse en la misión que le corresponde.
El hace paella y cientos de personas desfilan por las principales calles de diversas ciudades reclamando la intervención de las autoridades para acabar con ese delito que nos consume diariamente.
Su paso por ese cargo de alta responsabilidad, va a quedar cargado de pena, porque no ha podido resolver un tema tan delicado que se ha venido acrecentando como es la cantidad de asesinatos, violaciones, descuartizados, embolsados y muchas cosas horrendas que nos afecta a toda la sociedad.
Tal vez piense y diga lo mismo que “su jefe” (es autónomo), que es su día de descanso, pero un funcionario público del primer círculo, no debe olvidar que su servicio es de 24 horas y debe estar resuelto a servir a la hora que se le requiera.
Si vemos las cosas con rigor podríamos pensar que si es su día de descanso, pero no se debiera exhibir, porque si él no se da cuenta tenemos que decirle que parece una burla a toda la sociedad.
“Aquellos sufren y yo disfruto de la vida” pareciera que dice el mensaje, con esa fotografía donde aparece con un mandil, moviendo la cuchara para sazonar la paella.

MAYL se rodeó de malos funcionarios públicos
Por muchos años Miguel Ángel Yunes Linares acarició la idea de ser gobernador, soñaba con esa posición y disfrutaba llegar a ese palacio. Afortunadamente para muchos veracruzanos, solo va a ser un periodo de dos años, pero estos serían suficientes si él quisiera para dejar una huella que la gente recordáramos siempre, lamentablemente no es así. Se imaginan si hubiera sido este periodo de 6 años como estaríamos.
Sus colaboradores no han podido demostrar capacidad administrativa ni política, solo se acomodaron en esos sillones para estar tomando “acuerdos” que nunca cumplen y la justificación es que no hay presupuesto “porque Duarte se llevó todo…”.
Yunes Linares está a tiempo de dar el famoso golpe de timón y cambiar el rumbo, pero parece que administrar los recursos y hacer crecer a Veracruz, es lo que menos le preocupa, él quiere ver realizados sus sueños de poder y llevar a su hijo a ocupar el puesto que tanto trabajo le costó a él conquistar, verlo como gobernador del estado de Veracruz.
Lo demás puede esperar y así es como vemos muertos por aquí, muertos por allá, pero al Fiscal General del Estado le interesa más continuar con sus fotografías afectando el trabajo del gobernador que servir a los veracruzanos.
Parece que Miguel Ángel Yunes Linares quiere más a sus amigos, que al estado de Veracruz, que piensa que gobierna.
Él si es un político y sabe lo que está sucediendo en su entorno, sabe del mal
manejo de medios de comunicación que tiene, del desprestigio que ha venido creciendo de ese equipo que sigue protegiendo a costa de todo y de la inseguridad que se vive diariamente en todo el territorio veracruzano.

¿Quién escribirá esas cartas llenas de odio y ofensas?
Según el amanuense del gobierno del estado, el senador José Yunes Zorrilla es ignorante, algún reportero es ignorante, los empresarios que quieren cobrar lo que les deben, son ignorantes. Es necesario que ese escribano estudie un poco de sintaxis y ortografía, para que los adjetivos calificativos los vaya cambiando, porque es muy lamentable leer el comunicado de prensa que enviaron el domingo pasado, donde amenazan a quien quiera cobrar indebidamente con una redacción llena de odio.
El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares no debiera permitir ese trato, a todos los veracruzanos que son actores de la dinámica que vive la entidad.
La carta de Guillermo Moreno Chazarini, ofensiva; los comunicados donde tratan de aclarar, ofensiva; la carta a los empresarios, ofensiva.
No debieran irse a los extremos, los políticos son elementalmente negociadores, saben estirar la liga y saben dónde deben ceder y donde no.
Para el resto de los veracruzanos, que nada tienen que ver con los empresarios o las otras personalidades, les preocupa leer ese tipo de amenazas tan directas que realmente son innecesarias.
No se ve la buena voluntad del gobernante, no se ve la forma de conciliar con ese importante sector que es un verdadero generador de empleos y eso es muy lamentable.
Por eso no nos extraña ver que el presidente de la CANACO-Xalapa, Gerardo Librero Cobos, no descarte romper relaciones con el Gobierno del Estado a pesar de que hay una deuda de 230 millones de pesos.
“Vamos a seguir insistiendo y así como hicimos con el Gobierno anterior es romper la relación, es decir, no descartamos romper la relación, porque hasta ahorita no la ha habido y es cansado, algo repetitivo pedir que nos reciban por la vía institucional lo que es un escrito como debe de ser, no ha habido respuesta y tampoco ha surtido efecto”.
Así es que nada difícil va a ser ver la respuesta del famoso amanuense otra vez amenazando y diciendo ignorante, esa es su costumbre.

Se le complican las cuentas a Manuel Rosendo Pelayo
En San Andrés Tuxtla las cosas están que arden porque ahora descubrieron que la Comisión Municipal de Agua incrementó la deuda de esa dependencia, que era de menos de un millón de pesos a 10 millones, por lo que de nueva cuenta el alcalde electo, Octavio Pérez Garay está solicitando que se realice una auditoría a la administración municipal, que hasta hoy encabeza Manuel Rosendo Pelayo.
Entre los funcionarios municipales se han reflejado muchas diferencias ya que los regidores se quieren salvar de la responsabilidad que les resulte, porque en la mayoría de los casos las aprobaciones de esas adquisiciones y obras que se realizaron, fueron aprobadas en el pleno del cabildo.
Difícilmente la va a poder superar Manuel Rosendo Pelayo, son muchas acusaciones que pesan sobre esta administración y en una compulsa van a comprobar que al adquirir algunas piezas para la Comisión Municipal de Agua Potable, se alteraron los precios hasta 13 veces más caras las refacciones que ahí se utilizan.
Dicen en el pueblo que no hay ninguna obra más que las que son propiedad del actual alcalde, como su casa, sus negocios y otras casitas que le siguen encontrando.
Parece que Octavio Pérez Garay está sumando todas las que le hicieron para nominarlo candidato y después en campaña donde participó como candidato independiente. Quien sabe cómo vaya a terminar este episodio de la vida de San Andrés Tuxtla.