Al Pie de la Letra

PEPE YUNES FRENA ‘BUFALADA’

Raymundo



Raymundo Jiménez
Muy oportuna y prudentemente, el senador Pepe Yunes Zorrilla paró en seco las
especulaciones de priistas y analistas políticos que a raíz de su protagónica participación en
la XXII Asamblea Nacional del PRI y por la apertura de los candados estatutarios para
encartar a su amigo el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en la sucesión
presidencial de 2018, ya daban por hecho que el peroteño sería el candidato del partido
tricolor a la gubernatura de Veracruz el año entrante.
Y es que este miércoles, Yunes Zorrilla, quien presidió en Toluca, Estado de México, la
mesa temática del Revolucionario Institucional sobre “Programa de Acción”, declaró a la
reportera Ángeles González Ceballos, del portal informativo Alcalorpolitico.com, que “la
decisión para Veracruz va a estar en función del escenario local y nada va a tener que ver
con quien resulte candidato a la Presidencia”.
El legislador veracruzano, quien por su estrecha relación personal y afinidad política con
Meade Kuribreña y el canciller Luis Videgarary Caso, extitular de la SHyCP, preside desde
2012 la Comisión de Hacienda en el Senado de la República, puntualizó que “la propuesta
del PRI en Veracruz, si además se logra en término de alianza, será para aquél perfil que
sea más competitivo, que tenga la posibilidad de generar presencia y, en ese ánimo, es una
decisión que responderá estrictamente a circunstancias locales”.
Habrá quien, equivocadamente, pudiera interpretar que Pepe Yunes estaría renunciando a
sus aspiraciones de contender para gobernar Veracruz, pero lo que el senador oriundo de
Perote hace en realidad es contribuir a crear las condiciones de unidad para fortalecer y
aglutinar al priismo veracruzano en torno al proyecto presidencial de 2018, que es la suerte
principal, y no anteponer su ambición por la gubernatura que obviamente será lo accesorio
para los intereses de las cúpulas del priismo nacional y de los grupos fácticos de poder.
De ahí que Yunes Zorrilla haya hecho ver que el candidato del PRI a gobernador no será
necesariamente el que tenga mayor cercanía con el abanderado a la Presidencia de la
República sino el que posea el perfil más competitivo. Pero además aludió a las
negociaciones que evidentemente también tendrán que darse en la conformación de la
alianza del Revolucionario Institucional con otros partidos afines, que muy posiblemente
serían el Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (PANAL) y el de Encuentro
Social (PES).
Así que el peroteño hace bien en no acelerarse y frenar a la “bufalada”, pues la candidatura
de Veracruz todavía tardará para cocinarse y no saldrá del horno antes que la presidencial,
para la cual, ciertamente, se le han abierto los candados de los estatutos del PRI a su amigo
José Antonio Meade, pero la definición se prolongará hasta finales de este año, tiempo más
que suficiente para que el presidente Enrique Peña Nieto ausculte, pondere y finalmente
decida quién de sus cuatro ases –el secretario de Hacienda, el de Educación, el de Salud o
el Gobernación– será el más atractivo
y convincente no sólo para asegurar el voto duro del
tricolor sino para ganar la simpatía y confianza del electorado que no milita en su partido.
SEDESOL SIN COLORES PARTIDISTAS
En un momento en el que el priismo veracruzano atraviesa su peor crisis alguien dio la
cara, una mujer que está orgullosa de sus orígenes partidistas y que busca unir fuerzas a
favor de Veracruz: la guapa Anilú Ingram, quien se puso los colores y en dos horas logró
hacer lo que muchos no han conseguido en años; reunir a actores políticos de todos los
partidos, organizaciones sociales y académicos, en su mayoría alcaldes priistas que se
dieron cita para respaldar a la delegada quien mostró temple, seguridad, cortesía y civilidad
política.
Anilú siguió al pie de la letra el mensaje del presidente Enrique Peña Nieto, quien en la
pasada Asamblea Nacional priista exhortó a sus correligionarios a conducirse en un marco
de alianzas, de unidad rumbo al 2018, además de asegurar un México con bienestar y
oportunidades para todas y todos los mexicanos.
La funcionaria federal entendió bien el mensaje presidencial y es claro que sus aspiraciones
van más allá de una Delegación federal, puntualizando desde su discurso que siempre será
un trabajo a favor de los más necesitados y en un marco de transparencia.
En el marco de la ceremonia conmemorativa del 25 aniversario de la Secretaría de
Desarrollo Social, celebrada este jueves en el patio central de Palacio de Gobierno, la
funcionaria federal priista remarcó que “más allá de colores e ideologías, el equipo se llama
Veracruz”, mientras que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, del PAN, expresó
que “pareciera que todo es violencia, inseguridad, y de momento nos olvidamos que lo más
grave a lo que nos enfrentamos es el problema de la pobreza, es la desigualdad social”.
RIDÍCULO DE IRMA CHEDRAUI
Por cierto, la que hizo el ridículo fue la exdiputada federal y local del PAN, Irma Chedraui
Obeso, quien a nombre de una organización altruista de la sociedad civil hizo uso de la
palabra en este evento organizado por el Gobierno del Estado en coordinación con la
Delegación estatal de la SEDESOL.
Y es que la empresaria y sobrina del arzobispo emérito de Xalapa, Sergio Obeso Rivera, se
equivocó en más de un ocasión acerca del aniversario de la Sedesol, ya que en vez de
vigésimo quinto expresó ¡septuagésimo quinto!, cuando esta dependencia federal que
encabezó originalmente Luis Donaldo Colosio Murrieta fue creada en 1992, asumiendo
parte de las funciones sustantivas de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología
(SEDUE) que hasta marzo de ese año estuvo a cargo de Patricio Chirinos Calero, ya que
fue nominado como candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz.
Ahora sí que en el caso de la señora Chedraui Obeso se cumple ese sabio proverbio latino
de que “lo que natura non da, Salamanca non presta”, que en español quiere decir: “Lo que
la naturaleza no da, Salamanca (la Universidad) no lo otorga”, que no es el lema de ese
prestigiada casa de estudios superiores de España.