Reflexión

DEL DUARTE DE LA ABUNDANCIA, A LA MISERIA DEL VIACRUCIS.

José



JOSE LIMA COBOS
Una afección continuada acompañarán los días por venir a quien, en mal momento fuera el candidato del Partido Revolucionario Institucional al gobierno del Estado, Javier Duarte de Ochoa y, - hay que decirlo, para que no se repita- obtuvo la votación más alta en la historia política de Veracruz , aunque, ya conocemos las artimañas que se utilizan para ese propósito y los casos más elocuentes, son las recientes elecciones en Coahuila, Estado de México y Veracruz, donde , el poder del dinero y la corrupción consolidan la mentira, el engaño y el enojo de la sociedad y el desprestigio de quien ese el árbitro electoral, como es el INE y los tribunales federales.
Si estuviera de moda la teoría lombrosiana sobre los delincuentes, sin duda que Duarte entraría o se identificaría plenamente en esa clasificación que el italiano hace en base a estudios realizados a los delincuentes de la época y solo partiendo del cráneo que presenta serias irregularidades o anormalidades e influido por Darwin concluye que el delincuente es el eslabón perdido en la evolución de la especie, pues el simio se convierte en hombre, quedando un pequeño espacio en donde entra el hombre delincuente al no llegar a evolucionar adecuadamente..
Esto nos lleva a reflexionar que, si fue tanto el daño ocasionado al patrimonio de un estado y su consecuencia, como lo denuncia el gobernador Yunes Linares, aherrojar a un pueblo en el abandono más abominable, se hace necesaria la existencia de manicomios para que esos criminales que, por ser locos, no deben estar en prisiones sino en instalaciones especiales porque constituyen una amenaza, sin embargo, ninguno de los gobernadores hasta hoy denunciados o imputados, como Medina, Padrés , Borge, los Duartes ,Yarritgon, Hernández y demás fauna priista y panista, actuaron solos porque es inadmisible que nadie los haya detenido a tiempo, lo que significa que hay en el país un gobierno de enfermos mentales que urge su regeneración.
No se trata ni debe tratarse de venganza sino de justicia seria y profunda que sin ningún miramiento ni complacencia, se llegue al fondo de
la demanda que existe por la sociedad enardecida, harta de tanto saqueo, propio de un país de enfermos en el que urge- en base a la teoría lombrosiana y la criminalística- que, en lo sucesivo, a quien aspire a un cargo público o de elección, además de los controles de confianza se vean las características antropológicas y psicológicas y ver si no encuadran en esas hipótesis , pues el criminal no es un hombre común, sino que constituye un tipo especial por sus características, que llevan a concluir que sea un hombre alienado por signos de inferioridad orgánica y psíquica.
El año próximo el país entrará en una situación crítica en que el presidente Peña Nieto- que llegó al gobierno en medio de un descomunal fraude electoral y ha sido señalado de corrupto- le tocará al partido que dirige y que maneja a su antojo y capricho, sin freno ni contrapeso alguno, nominar a los candidato a la presidencia de la república , gobernadores, diputados federales y demás fauna política que , aunque el nivel de aceptación de su partido es mínimo- las encuestas lo ubican en el tercer o cuarto lugar- no menos cierto es que, los recursos de la nación se manejan desde la presidencia de la república y las batallas se ganan con dinero y más dinero, complicidades ominosas y todos los marrullerías que se les ocurran, sin que se vislumbre que algo cambie, más cuando los organismos electorales son proclives al poder público.
Ahora bien, si la sociedad quiere una regeneración nacional, es necesario , por lo menos, exigir que quienes participen en las contiendas, no se encuentren con los rasgos tipológicos que señala Lombroso que se reducen entre otras a: menor capacidad craneana, gran capacidad orbitaria, escaso desarrollo de las partes anteriores y frontales ,abultamiento del occipucio, desarrollo de parietales y temporales, insensibilidad moral y falta de remordimientos, una gran impulsividad, etcétera, si después de esas observaciones que denuncie la sociedad de los candidatos , el país se sigue hundiendo, el italiano se equivocó de medio a medio.
Limacobos@hotmail.com
Twitter :@limacobos1