La Columna

Involucrados funcionarios con huachicoleros

Fanny



-Las investigaciones hasta sus últimas consecuencias
-MAYL ausente en reuniones de la cúpula partidista
-Mensaje urgente para la CEAPP
Involucrados funcionarios con huachicoleros
Delicado, muy delicado el tema que puede tener un final de descalabro para el gobierno del estado, según lo que se comenta este domingo en la columna Templo Mayor del periódico Reforma.
Resulta que con la detención de los presuntos asesinos del comandante de la Policía Federal, Juan Camilo Castagné, aparecen involucrados algunos funcionarios del gobierno que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares.
Esto es parte del texto de esa columna: “DE ACUERDO con las pesquisas de las autoridades, todo apunta a que el móvil del crimen tiene que ver con, ¡sorpresa!, el buen trabajo del oficial. Según esto, Castagné y su equipo habían comenzado a dar fuertes golpes contra los huachicoleros veracruzanos, que a últimas fechas se han fortificado en ese territorio.
Y OBVIAMENTE no hay delincuente que no tenga cómplices, por lo que el asesinado comandante ya comenzaba a tener claros los hilos de corrupción y protección que tienen los ladrones de combustible por parte de policías y funcionarios locales. Un asunto muy explosivo”.
Todo lo demás podría ser mera especulación, pero parecía raro que se cometiera un delito y otro más, incluso asesinatos, y nunca se localizaba a los culpables. No había un solo policía capaz de poder resolver esos temas, hasta que el comandante Castagné (QEPD), comenzó a hacer las investigaciones serias y a pisar los callos a algunos que se sintieron afectados, que pensaron que la solución más inmediata sería eliminar al comandante, con lo que se destapó la caja de Pandora.
Van siete meses de esta administración estatal y con ese escaso tiempo ya se comentan muchas versiones, de lo que podría estar sucediendo entre esas corporaciones representantes de la Ley.
Si con su actitud, esos funcionarios que se mencionan en esa columna del periódico Reforma, decepcionan al gobernador, seguramente les va a ir muy mal porque el sábado antepasado el propio Miguel Ángel Yunes Linares salió ya de noche, cuando estaba oscuro, a decir “Aquí estoy, estoy dando la cara, estoy trabajando, estoy enfrentando a esta partida de delincuentes, a este grupo de bestias, que quieren que Veracruz sea su rehén; Veracruz no será rehén de estos animales. Los veracruzanos vamos a lograr vivir en paz a costa de lo que sea”, eso fue lo que sostuvo el mandatario que se ha caracterizado en su carrera profesional, en distintos cargos que ha tenido, relacionados con el ejercicio policíaco.

Las investigaciones hasta sus últimas consecuencias
El asesinato del comandante de la Policía Federal fue una gran ofensa a esa corporación y entonces podemos deducir, que esas investigaciones no se van a detener hasta llegar a sus últimas consecuencias y será una buena medida para comenzar a calmar al resto de delincuentes que desde siempre hemos supuesto, que viven protegidos por algunos deshonestos policías.
La delincuencia organizada o individual ha provocado muchos problemas en la sociedad veracruzana, sobre todo en la economía, porque muchas empresas han decidido cerrar sus puertas y retirarse, en tanto que otras ni siquiera llegan a aterrizar sus proyectos porque literalmente los espantan los actos criminales que vemos diariamente.
Al menos la semana pasada, cuando se registraron 22 asesinatos de los cuales 15 fueron cometidos en el sureste veracruzano, incluyendo el multihomicidio donde mataron a cuatro niños, provocó que un grupo de inversionistas del estado de Querétaro decidieran ya no instalarse en el municipio de Coatzacoalcos.
Se trataba de una empresa productora de plásticos que podría generar hasta 60 empleos directos y al tener conocimiento de esa terrible situación de los asesinatos canceló su inversión y se retiró.
La versión oficial la dio a conocer el
representante de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), José Bahena Cuevas, quien explicó que la ubicación que ya tenían elegida era la zona del Estero del Pantano.
Ante los representantes de los medios de comunicación, el industrial hizo un llamado a los tres niveles de gobierno para que establezcan una nueva estrategia para acabar con esa ola de violencia que se registra diariamente en esa zona del estado de Veracruz.

MAYL ausente en reuniones de la cúpula partidista
Todo este escenario de violencia le ha perjudicado directamente a los veracruzanos, pero de manera personal al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que no pude disimular su malestar diario y en vez de ser más productivo, desarrollando nuevos proyectos y contagiando con su alegría solo sale a la luz pública a lamentar, amenazar y a mostrar un rostro demacrado, triste y de mal humor.
Evidentemente no tiene tiempo para atender su interés de poder convertirse en candidato del PAN a la presidencia de la República, lo que busca es la forma de reivindicarse con los que le dieron su voto.
Tal vez por eso ya no se le ve en las grandes reuniones de los gobernadores panistas y perredistas que se unen para darle forma al Frente Amplio Democrático, solo se les ha visto a los mandatarios perredistas Graco Ramírez, de Morelos; Silvano Aureoles, de Michoacán, y Arturo Núñez, de Tabasco.
Por el PAN participaron el tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca; el duranguense José Rosas Aispuro y el poblano José Antonio Gali.
Estos funcionarios se reúnen periódicamente para perfilar el proyecto para las elecciones del 2018 y es por eso que consideran la necesidad de que los dirigentes de los partidos, Alejandra Barrales y Ricardo Anaya, dejen sus cargos.
Sobre todo este último que tendrá que decidirse para ser el dirigente nacional del PAN o candidato a la presidencia por ese partido.
Para nada se menciona en las notas que dan cuenta de esos encuentros al gobernador veracruzano, Miguel Ángel Yunes Linares, que tiene otros problemas más importantes que atender y que no le permiten continuar codeándose con esos personajes que se la llevan más tranquila en sus estados.



Mensaje Urgente para la CEAPP
Me queda claro que la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas debe tener su manual de procedimiento, sus objetivos muy claros y otras actividades, pero es importante mencionar que ante la situación crítica de la economía que se está viviendo en todo el estado, los periodistas no son la excepción de este terrible impacto; muchos se han quedado sin trabajo y lógicamente sin ingresos, por lo que sería muy saludable destinar un fondo de apoyo a esos compañeros que ya no ven la puerta para salir de ese bache.
Una Cooperativa, un fideicomiso, la figura legal puede ser lo de menos, lo importante es ayudar a los que hoy enfrentan graves problemas económicos y están dispuestos a trabajar pero no hay fuentes de empleo para ellos.
Tal vez la entrega periódica de despensas podría ser una alternativa, sin que esta medida sea peyorativa, sino una forma de poder resolver esos problemas.
Quienes tienen un sueldo seguro tal vez no vean esa difícil situación que otros viven con desesperación, por eso es bueno hacer esta reflexión con todo respeto de mis compañeros.
Otros que se encuentran en el extranjero y que se fueron exiliados, también están viviendo situaciones similares, por lo que sería importante hacer funcionar en ese sentido a la CEAPP y evitar los malos comentarios, acerca de que se podría convertir en un círculo vicioso.
Solo es cuestión de estar en los zapatos de esos compañeros que cada día ven más difícil la situación.