Apuntes

¿Espionaje?... no manchen

Manuel Rosete



“El gobierno espía a los periodistas cuando están vivos.
Una vez que los asesinan, dejan de investigar.”
Yo
Tremendo escándalo han armado diversos medios informativos, de corte nacional, con la información que publicó el diario norteamericano The New York Times, en la que revela el espionaje que el gobierno de Peña Nieto viene realizando en contra de periodistas, líderes sociales, defensores de derechos humanos y otros actores políticos; espionaje que se sustenta en la activación del software de Pegasus en los teléfonos inteligentes.

¿Qué nos espían, o espían a periodistas incómodos importantes (no a todos, no se sientan importantes los mercachifles)?, eso no es nuevo. Por todos es sabido que solo con la orden de un juez se pueden intervenir teléfonos u obtener audios para usarlos como pruebas de delitos, pero lo que hemos visto últimamente en Veracruz no pasó por la autorización de ningún juez: lo de Eva Cadena, lo del montaje contra Héctor Yunes, los audios del hampón de Deantes y otros muchos casos más, todos ellos aldeanos, se han obtenido de manera ilegal y, en ese sentido, antes de castigarse a los responsables de supuestos delitos que confiesan o manifiestan haber cometido en audios y videos, se debe aplicar la ley a quienes practican el espionaje que es un delito.

Lo que hoy les queremos platicar con relación a este descubrimiento del hilo negro no es por ningún motivo nuevo ni un descubrimiento que nos deba preocupar. Al menos, los periodistas veracruzanos nos hemos acostumbrado a vivir bajo la lupa de los gobernantes, eso de los diablitos colgados del alambre, de los pájaros parados también en el alambre, lo de los audios y videos existen desde tiempos inmemoriales.

Durante el gobierno de Agustín Acosta Lagunes tuvimos acceso a una información de tipo confidencial que nos proporcionó un encumbrado político, gracias a la cual nos enteramos de la forma de espiar del gobierno a periodistas, dirigentes de grupos políticos y sociales así como de organizaciones diversas, consideradas como enemigas del gobierno. Ellos le llamaban servicio de inteligencia pero no era otra cosa que vulgar espionaje.

Los teléfonos intervenidos; meseros de los restaurantes más concurridos contratados para reportar cuando hacían acto de presencia importantes personajes, con quién o quiénes entraban y de ser posible de qué hablaban; administradores de moteles también contratados para reportar o videograbar escenas de cama cuando ingresaba un cliente importante; recepcionistas de hoteles (también los más concurridos) para reportar la entrada y salida de personajes que tenían en una lista; orejas que campaneaban a los comunicadores que les asignaban para tenerlos siempre chocaditos y un sinfín de trucos, si ustedes quieren muy rústicos, de los que se valía el gobierno para tener en el puño de una mano a todos los revoltosos que representaran algún peligro para el estado.

Y, curiosamente, esta actividad floreció y se modernizó en tiempos del gobernador Patricio Chirinos Calero, a través de la Secretaría General de Gobierno a cargo del hoy gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien encargó a su más eficiente colaborador, Enrique Ampudia Mello, entonces director de Gobernación, armar una estructura humana y de equipo tecnológico para las tareas de espionaje, lo que dio origen a la llamada “pajarera”, que se encontraba en el ala superior derecha del Palacio de Gobierno, viéndolo desde la Catedral… Qué tiempos nos tocó vivir, los comentarios que se hacían eran en voz baja y lejos del Palacio, previa checada que nadie estuviera cerca. El miedo no anda en burro.

Total que eso de que Peña Nieto espía al hijo de Carmen Aristegui, y a la propia Carmen, un emblema de periodismo valiente, comprometido y profesional, no es nuevo, ella lo debe saber muy bien, lo que pasa es que la tecnología ha avanzado y a ese ritmo lo han hecho los encargados de espiar; antes lo hacían colgados del alambre, ahora interviniendo los teléfonos inteligentes, aprovechando todas las aplicaciones que traen, entonces que no nos distraiga el The New York Times con cosas como estas porque hay temas de mucho mayor interés a los que debemos poner atención. ¿No creen que el espionaje es característica de gobiernos tiranos? ¡Claro! Y, ¿qué hemos tenido? Pues, eso.

XXII Sesión Ordinaria del CEN del PRI

Si el 12 de agosto, fecha en que se celebrará la reunión nacional del PRI, llevan la propuesta de abrir la puerta a un candidato externo a la Presidencia de la República, como se sospecha
ocurrirá, el candidato será el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, de extracción panista y quien goza de las confianzas del presidente Enrique Peña Nieto; de no ser así, la figura de José Narro Robles, quien se afilió con tiempo al PRI, crecerá ante la expectativa de que sea él quien vaya con la bandera del priista a tratar de conservar el poder.

Marijose, valiente diputada

Se requiere valor y convicciones muy firmes para hacer lo que la diputada local panista María Josefina Gamboa Torales hizo ayer ante el pleno del Congreso donde presentó una iniciativa de Ley de Uniones de Hecho, con la cual busca la protección jurídica a las personas homosexuales que viven en pareja y que desean proteger el patrimonio que han construido juntas. En tribuna, la legisladora señaló que con su propuesta se está en posibilidad de definir políticas públicas que faciliten la aplicación a cabalidad de las normas y reglamentaciones establecidas para tal fin, mismas que son aplicables a la diversidad de género.

Gamboa Torales agregó que con ello se constituyen en el orden interno, los primeros avances en el reconocimiento del derecho a la igualdad y a la no discriminación por orientación sexual e identidad de género, propios de la comunidad LGBTTTI, que se dieron en el año 2001 con la incorporación en la Constitución federal de la prohibición de discriminación por “preferencias”, y la creación en 2003 de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y, a través de ella, del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Mostrando aplomo, la diputada panista dijo en tribuna: “Propongo esta Ley que regula las Uniones de Hecho, la cual contiene cinco capítulos y 21 artículos que describe lo que se entiende por Unión de Hecho, como un acto jurídico bilateral, que se constituye cuando dos personas físicas mayores de edad con capacidad jurídica plena, se unen afectiva, estable y públicamente al establecer un hogar común y asistencia mutua”.

De avanzada la propuesta pero, insistimos, presentada con mucho valor dada la reacción que vendrá del clero, y porque Marijose proviene de un partido, como el PAN, considerado como el más conservador en su doctrina.

La crisis es financiera y de inseguridad

Tiene razón el diputado local José Roberto Arenas Martínez, quien ayer presentó en tribuna un anteproyecto de punto de acuerdo para exhortar al Ejecutivo del Estado, a través de la Secretaría de Seguridad Pública, para que los miembros de los cuerpos de seguridad a su cargo, reciban la capacitación necesaria para atender los acontecimientos en los que la ciudadanía se manifieste en ejercicio de sus derechos.

Dijo que Veracruz vive, a la par de una emergencia financiera, una crisis de seguridad, y añadió que los esfuerzos de todos los órdenes de gobierno han estado enfocados en superar los problemas económicos con los que cuentan las haciendas públicas, tanto estatal como municipales, y en restablecer el orden y la paz en todos los puntos de la entidad, por lo que han quedado atrás otras prioridades en el desarrollo de nuestro Estado.

Quieren correr a tres mil empleados

Atrapados en la desesperación, el gobierno panista de Miguel Ángel Yunes Linares, ha instrumentado un nuevo plan para despedir a cuando menos tres mil empleados burócratas al servicio del estado. Para lo anterior, la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) aplicará, como en la pasada administración de Javier Duarte, el Programa de Retiro Voluntario con lo que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares pretende ahorrar hasta 600 millones de pesos… Más y más despidos.



En el terrible caso del delicadito académico Julio César Sosa Mirós, quien dirigía los destinos de la Loca Academia de Polícía, tiene que haber un responsable, alguien que lo recomendó, de muy mala leche, para ese cargo a quien también le debe caer todo el rigor de la… ley. Cómo es posible que un sujeto como este, con ese perfil de desviado que tiene, lo hayan puesto a dirigir una institución como esa. El atarantado dispuso de dinero, instalaciones y efebos para satisfacer sus pasiones: ahora sí, jaula, pájaros y alpiste, ¡por cuenta de los veracruzanos!. Qué jodidos estamos. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistas