Al Pie de la Letra

AMÉRICO: ‘NO ZOPILOTEO’

Raymundo



ANILÚ, DE NORTE A SUR
“Yo no estoy zopiloteando a nadie, ni me gusta que me zopiloteen”, respondió este lunes el alcalde xalapeño Américo Zúñiga Martínez sobre las versiones periodísticas que lo ubican en la presidencia del Comité Directivo Estatal del PRI.

“La política es de tiempos, es de circunstancias y hasta este momento ustedes están platicando con el presidente municipal de Xalapa y en ese trabajo estoy concentrado”, declaró el edil capitalino.

Hace ya un par de semanas, inmediatamente después de la elección municipal del 4 de junio, el alcalde de Xalapa fue entrevistado también acerca de su salida de la administración municipal para dirigir a partir de julio próximo el partido tricolor. “Este tema no es una decisión mía. Al estar en un partido es decisión del Consejo Político, ese es el proceso. Hasta el momento yo sigo siendo presidente municipal de Xalapa y hasta el momento que yo esté dedicaré todo mi entusiasmo, concentración y pasión para mejorar las condiciones de la capital de Veracruz”, afirmó igualmente en ese entonces. A pesar de ser un político de la nueva camada priista, Américo tiene bien ganada fama de ser prudente, ortodoxo y muy institucional. También es hombre de lealtades. Así lo demostró en la sucesión estatal de 2010, en la que de última hora lo bajaron de la candidatura municipal para cederle esa nominación a Elízabeth Morales; en esa ocasión accedió a contender por la diputación local para la que originalmente había sido perfilada su compañera de partido. En 2013, Zúñiga Martínez fue recompensado por su disciplina con la alcaldía.

A mediados de noviembre de 2015, cuando al interior del PRI crecía la pugna por la candidatura a gobernador entre el grupo del mandatario Javier Duarte y los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla, de manera perversa trataron de entusiasmar para esa nominación al alcalde xalapeño, quien política y personalmente es muy cercano a Yunes Zorrilla.

Esa vez, Américo tampoco dejó que corriera esa versión y atajó de inmediato cualquier malentendido. El rumor surgió debido a la publicación de una selfie que el alcalde capitalino se había tomado con el presidente Enrique Peña Nieto en una gira por Veracruz.

El hijo del extinto maestro Guillermo Zúñiga Martínez, como bien lo acaba de declarar, sabe que “la política es de tiempos, es de circunstancias”, y ante la ausencia por primera vez de un gobernador surgido de las filas del tricolor –que durante décadas concentró y ejerció el poder inclusive como el Primer Priista del estado– ahora corresponderá a sus militantes y a las instancias locales y nacionales del partido decidir en qué momento y quién deberá encabezar la dirigencia estatal.

Y es que no parece ser casual que después de
que el Revolucionario Institucional revivió electoralmente con los polémicos triunfos en el Estado de México y Coahuila, en la capital del país y en Veracruz hayan surgido “corrientes críticas” priistas que se han pronunciado contra la burocratización de la dirigencias de su partido y la imposición de candidatos.

En Veracruz alzaron la voz priistas como el exdiputado y exdirigente de la CNOP, Ricardo Olivares Pineda, y los exsenadores Manuel Ramos Gurrión y Eduardo Thomaé Domínguez, entre varios más, cuyo posicionamiento coincidió con el de otros exlíderes del tricolor, como la exsecretaria general del CEN, Ivonne Ortega, quien en un evento en la Ciudad de México reconoció que “la militancia está molesta y necesita que alguien le pida perdón y que luego la volvemos a enamorar”, pues señaló que es utilizada en los procesos electorales pero después ya no es escuchada.

ANILÚ, DE NORTE A SUR

Platón Sánchez es uno de los municipios más alejados de Veracruz; por consecuencia, es uno de los más olvidados por las autoridades. Enclavado en la llamada Huasteca Alta, tiene 127 localidades y muchos problemas, entre estos las sequías que año con año lo azotan y que provocan pérdidas económicas entre su gente.

Por eso, este fin de semana, la delegada federal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Veracruz, Anilú Ingram Vallines, viajó hasta esa vulnerable región, muy cercana al vecino estado de Hidalgo, para llevar los programas sociales a la población. Ahí entregó más de mil apoyos bimestrales de Pensión para Adultos Mayores; en Chalma, la funcionaria federal tomó protesta a comités de Contraloría Social de Estancias Infantiles y verificó personalmente estos lugares de cuidado, mientras que en Tepetzintla y en Álamo Temapache supervisó los trabajos del Programa de Empleo Temporal destinado a Techos Firmes.

Para esta semana, nos dicen, Anilú Ingram recorrerá los municipios de Vega de Alatorre, Nautla, San Rafael, Tlapacoyan, Villa Aldama, Totutla, Tierra Blanca, Playa Vicente, Isla y San Juan Evangelista, prácticamente de punta a punta del estado, llevando los beneficios de cada uno de los diversos programas que la Sedesol federal opera en apoyo de quienes más lo necesitan por sus condiciones de vulnerabilidad.

Anilú, según se ve, no es de los funcionarios que prefieren despachar cómodamente en sus oficinas con aire acondicionado. La delegada federal de la Sedesol es de las que todavía procura mantener la cercanía con la gente, así deba viajar hasta los lugares más recónditos y sudar literalmente la gota gorda ante las temperaturas extremas de más de 40 grados centígrados, como la semana pasada en Tepetzintla, en la sierra de Otontepec.