La Columna

Después de las elecciones ¿habrá flujo de dinero?

Fanny



-Ya están preocupados algunos alcaldes en turno
-El nerviosismo de Manuel Rosendo Pelayo
-Algunas cifras interesantes de la contienda
-MAYL, ¿respetuoso de los medios de comunicación?
Todo se lo llevó el ex gobernador Javier Duarte y no se ha podido ver dinero en las arcas oficiales. Desde que inició la presente administración no se han visto funcionar los programas de gobierno, pero en los últimos dos meses la situación empeoró, al grado que con dificultad se hacían algunos pagos a proveedores y algunos ni eso, también se detuvo el flujo para viáticos de los empleados.

El objetivo era muy claro, ganar la elección del municipio de Veracruz donde el candidato era su hijo, Fernando Yunes Márquez, porque ese era el gran reto para el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, lo demás podía esperar.

Porque en la campaña del junior hubo derroche de recursos, ahí no se resintió la escases, que tanto aducen los funcionarios de Sefiplan para no pagar a los proveedores.

La falta de dinero se ha resentido en todo el estado desde hace mucho tiempo, nadie escapa a esta crisis económica.

Existe una verdadera necesidad en todas las familias y ese fue uno de los factores que benefició al candidato que más ofrecía y muchos electores aceptaron de buena gana la cantidad que les ofrecían por su voto.

La necesidad los obligó, porque mil o dos mil pesos en este tiempo son muy buenos.

Antes de las elecciones algunos funcionarios como el subsecretario de Sedecop, Belgio Amaya, advirtió que si no había viáticos ya no iba a salir de viaje, porque solo estaban financiando los programas que lleva a cabo esa dependencia; pero no solamente él, muchos otros funcionarios protestaron porque en las oficinas solo se ven las caras y no hay nada que hacer.

Después de las elecciones los optimistas piensan que comenzarán a fluir los recursos y a moverse los programas del gobierno estatal, porque esa inactividad está enfermando el aparato burocrático y eso a la larga lo va a colapsar.

Ya están preocupados algunos alcaldes en turno

Ganó Fernando Yunes Márquez en Veracruz. Todo transcurrió en calma y con el respeto de sus contendientes, eso habla bien de ellos también, porque tuvieron la decisión de aceptar la derrota y así son las elecciones, no puede haber muchos ganadores para el mismo cargo.

Este lunes seguramente muchos amanecieron alegres, otros más amanecieron tristes y, algunos hasta preocupados, con los resultados que arrojaron las elecciones del domingo.

Alegres los ganadores y sus seguidores; tristes los que perdieron; preocupados algunos alcaldes en turno, como Ramón Poo Gil y Manuel Rosendo Pelayo, de Veracruz y San Andrés Tuxtla, respectivamente.

Durante la campaña política, en una debate, Fernando Yunes advirtió que cuando tomara posesión lo primero que haría sería revisar las condiciones en que se encuentra la empresa MAS, la concesionaria de los servicios de Agua Potable y Alcantarillado, que ha sido cuestionada muchas veces por el mal servicio que presta, porque no realizó la inversión que anunció antes de instalarse, porque dio de baja a muchos trabajadores de manera injustificada y porque el dueño de esa empresa brasileña, Marcelo Odebrecht, fue condenado a 19 años por haber incurrido en delitos como haber pagado 30 millones de dólares como soborno a muchos gobiernos de América Latina.

El nerviosismo de Manuel Rosendo Pelayo

El caso de Manuel Rosendo Pelayo en San Andrés Tuxtla ya es insostenible y la muestra se dio al ver la cantidad de votos que recibió el candidato independiente, Octavio Pérez Garay.

Sin el respaldo de ningún partido político el candidato recorrió las calles y las colonias en su campaña política y si no es tan simpático, la gente ya no quería más de lo mismo y eso que el alcalde MRP hizo todas las maniobras posible por impulsar a los candidatos del PAN-PRD y al mismo tiempo al del PRI pero ni así logró ganar.

La voluntad de la gente fue muy evidente, desde muy temprano se movilizaron para acudir a las casillas que les correspondían y los comentarios eran a favor de Pérez
Garay.

Ahora veremos qué es lo que harán esos presidentes municipales electos. Tienen seis meses los alcaldes en turno para ponerse en orden, porque de lo contrario, aunque digan que no habrá revancha, la realidad la veremos en enero del próximo año.

Octavio había denunciado meses atrás el acoso del que era objeto de parte del alcalde y su grupo de incondicionales, pero nada lo detuvo, al no poder registrarse por el PRI se fue por la vía independiente y ganó de manera contundente, así es que ahora llegó el momento de hacer todas las auditorías necesarias para saber el manejo que se le dieron a los recursos de ese municipio.

Algunas cifras interesantes de la contienda

Algunos datos importantes que publica Jair García acerca de la jornada electoral y que con su autorización los doy a conocer en estas líneas:

Los municipios donde menos votos recibieron los partidos fueron:

PAN-PRD en Coahuitlán 40 votos

PRI-PVEM en Tenochtitlán 6 votos

Morena en Tatatila 0 votos

PT en Acula 2 votos

Movimiento Ciudadano en Colipa 2 votos

Panal en Magdalena 2 votos

PES en Landero y Coss 0 votos.

El candidato ganador con el menor número de votos, fue Pedro Domínguez García, de la coalición PAN-PRD, quien apenas alcanzó 483 sufragios para ganar en el municipio de Landero y Coss. Ahí en total se emitieron 1,193 votos, de un listado nominal de 1,434.

El candidato, que porcentualmente hablando, arrasó por completo en su elección fue Amado Guzmán Avilés de Tantoyuca, pues obtuvo el 63 por ciento de los votos.

En tanto Emilia Martínez, candidata del PES en Landero y Coss pasará a la historia porque no obtuvo ni un sólo voto, es decir, ni siquiera ella votó por sí misma. Así hay varios candidatos con 2, 3, 4, 5 o 6 votos, lo que significa que ni siquiera los integrantes de su planilla les dieron el apoyo y seguramente ni sus familiares. Esa es una muestra de los candidatos en Veracruz.

Un dato más, en el municipio de Acatlán, con uno de los presupuestos más bajos en el Estado, participó el 90% del electorado; por el contrario Veracruz con el presupuesto más alto, registró el abstencionismo más alto con el 43%.

Estos resultados arrojan duras lecciones para los partidos y candidatos por ejemplo, si el PRI, PVEM y PANAL hubieran repetido su coalición como en la elección del año pasado, al sumar sus votos habrían ganado 109 presidencias municipales. Además habrían obtenido de manera global alrededor un millón 60 mil votos.

¿MAYL respetuoso de los medios de comunicación?

La fecha en la que tradicionalmente celebrábamos el Día de la Libertad de Expresión había sido el 7 de junio, me imagino que es por eso que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, refrendó su respeto a este derecho que tenemos todos los mexicanos, de acuerdo a lo que establece el artículo 6 de la Constitución.

Esto es parte del discurso que pronunció “Seguiremos siendo plenamente respetuosos como hasta el día de hoy, de la vida libre de los medios, que seguiremos siendo plenamente respetuosos de las garantías de la Constitución, es hora de expresarse con toda libertad, de transmitir ideas e información”.

Incluso agradeció a aquellos que hemos sido críticos del ejercicio gubernamental porque reconoció que eso estimula la tarea de gobierno.

Miguel Ángel Yunes Linares dijo que Veracruz vive una nueva etapa democrática y eso es importante porque alguna vez demostró que le molestaban algunas preguntas y actuado en forma irascible con aquellos periodistas que se han atrevido a cuestionarlo sobre temas polémicos.

Estas frases demagógicas y desgastadas ya nadie las cree, lo cierto es que a Miguel Ángel Yunes Linares le molestamos los periodistas. Al grado que ha utilizado palabras peyorativas para calificar algunos de nuestros compañeros.