Perfilando

Manuel Rosendo ¿al PRI?

Iván Calderón



Ya veremos de qué cuero salen más correas.
De llegar a ganar el candidato priista a la alcaldía de San Andrés Tuxtla las elecciones del cuatro de junio próximo, quién se irá a los “cuernos de la luna” será el actual presidente municipal Manuel Rosendo Pelayo.

Sin duda.

Rosendo, es el único actor político que está defendiendo a capa y espada a este partido, aun con la pesada carga que representa el pésimo ejercicio del pasado gobierno priista de Javier Duarte de Ochoa y de todo su gabinete.

Chendo apostando por la preponderancia del PRI, busca consolidar a San Andrés como el último bastión tricolor que quede en Veracruz, optando por el reencuentro con las bases institucionales, logrando que pese a todos los efectos negativos que arrastra el Revolucionario Institucional, el tricolor en este municipio siga siendo una opción de gobierno en este proceso sucesorio local.

Incluso aun con todo los obstáculos, el actual aspirante rojo, Roberto Virgen Riveroll, ha ido creciendo en sus números, logrando una contienda muy pareja con el candidato independiente Octavio Pérez Garay y el del PAN-PRD Rafael Fararoni Mortera, vislumbrándose una posible elección de tercios.

Y es que se quiera reconocer o no, ya sea a favor o en contra, desde la óptica que se quiera ver, el primer edil tuxtleco es indudablemente factor de su propia sucesión y de conseguir sus objetivos fincados, Manuel sería el único presidente municipal priista que legitime sus intenciones en todo Veracruz, ante una contienda sumamente polarizada.

El PRI en este rincón jarocho
no ha perdido ninguna sola elección y aventurándose con lo anterior, serán las bases rojas quienes jugarán al todo por el todo en este atípico proceso, donde todas las fuerzas locales se encuentran encontradas y el ganador será quien cuide y movilice a su estructura de tierra.

Si el partido tricolor se arraiga en San Andrés, Rosendo Pelayo será el candidato natural a suceder en el cargo a actual líder estatal Renato Alarcón Guevara un hombre que en vez de respaldar a sus candidatos en los 212 municipios, les minimiza sus intenciones ante su poca capacidad y desconocimiento del ejercicio sociopolítico en el estado.

La neta.

Es más, la elección priista en esta importante población del sur está siendo estudiada y vigilada tanto por los senadores Héctor Yunes Landa, José Yunes Zorrilla, por el líder nacional Enrique Ochoa, así como por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, ya que saben que los Tuxtlas es una importante reserva de votos para lo que pudiera venir en la entidad para el 2018.

Pero bueno, la verdad es que aún no hay nada escrito, ya veremos si el PRI sigue siendo gobierno o no en esta localidad, donde se juegan varios factores como la de una potencial elección de estado con el candidato del azul y amarillo o la figura independiente, la cual mantiene aceptación entre los ciudadanos.

Ya veremos de qué cuero salen más correas.

Esperemos a ver qué pasa.

@IvanKalderon
ivancalderonflores@hotmail.com

www.eldelsur.com