Apuntes

Huachicoleros xalapeños

Manuel Rosete



“Los gobiernos prianistas han robado desde lápices
hasta las quimios de los niños con cáncer”
Juan Antonio
Los viejos xalapeños, de sesenta para arriba, deben recordar ese vergonzoso pasaje que indignó a la sociedad de los sesentas (había principios y moral) y puso a las autoridades a chambear en la detención de los cómplices de una familia que tenía su casita a unos metros de lo que hoy es la gasolinera Macuiltépetl, sobre la avenida México, a quienes sorprendieron vendiendo gasolina robada al público.

Estas personas un día se dieron cuenta de que en el patio de su vivienda cruzaba un tubo hacia las instalaciones de Pemex que se encontraban frente a su domicilio, y con la ayuda (complicidad) de técnicos de la paraestatal, perforaron el tubo, le conectaron una manguera y a succionar la gasolina que depositaban en tambos, y a vender directo al público más barato el litro que en cualquier gasolinera oficial.

Esa fue la primera noticia que tuvimos sobre la presencia de paisanos chupaductos, hace 57 años.

Traemos a cuento el pasaje porque de momento las autoridades se ponen atentas al problema, deciden atacarlo y a seguir haciendo como que hacen para que el pueblo crea que combaten la corrupción en todas sus manifestaciones, lo que es completamente falso. Pelean por un negocio en riesgo de que lo pierdan.

Dicen, y dicen bien, que el asunto se le escapó de control al líder del Sindicato de Trabajadores Petróleos de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, a quien históricamente se ha responsabilizado de estos mega robos que se dan por todos los rumbos de la geografía por donde atraviesan los ductos de Pemex a través de los cuales se distribuye el combustible en el país.

Y es que no es posible pensar que a un campesino se le ocurra de momento perforar uno de esos tubos si no es con la ayuda de quien sabe de eso, y quienes conocen la tecnología y la forma de ordeñar ductos son los mismos técnicos de la paraestatal, los cuales se han prestado (obviamente unos cuantos con perfil delincuencial) a participar en ese jugoso negocio, en complicidad también con los trabajadores que tienen el control en las plantas de la cantidad de gasolina que mandan y la que llega a su destino.

Es como dice el juego de la perinola: todos roban.

Y aquí hay que incluir a políticos poderosos, como diputados federales, senadores, gobernadores y otros, que son dueños de gasolineras a las que surten de materia prima robada por los hoy llamados “huachicoleros” para tener un negocio redondo.

¿Cuántas de estas gasolineras operan así?... Muchas, en todo el país.

La actividad de saqueo a Pemex no es reciente ni mucho menos, data de hace muchos años, insistimos, lo que pasa es que hoy las autoridades federales tratan de aparentar que están combatiendo la corrupción y el saqueo de los bienes de la nación, pero lo hacen cuando bandas del crimen organizado ya se apoderaron del negocio, desplazando a los políticos de una actividad que les pertenecía y, de paso, para aparentar que se combate todo tipo de ilícitos.

Todos eran corruptos

Cuando el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, llamó corruptos a todos los diputados, federales y locales, luego de hacer un berrinche porque el Congreso Local no le aceptó votar el desafuero del alcalde de Fortín, Armed Cid de León Díaz, acusado del delito de “violencia intrafamiliar” (¡Aaaabrónn!, en que invierte su tiempo), nos sumamos a la campaña de linchamiento mediático que se desató en contra del adalid de la justicia pronta y expedita, sin reparar en que el señorito Winckler tenía razón, son los diputados, salvo honrosas excepciones, una bola de corruptos que se prestan a lo que sea con tal de gozar de impunidad y ganar muy buena lana sin trabajar, como es imponernos a un Fiscal sin perfil profesional para serlo, porque el jefe así lo pidió.

Y, bueno, decimos que tiene razón porque los integrantes de la bancada priista en el Congreso Federal son una bola de corruptos, todos han sido señalados de haber participado en actos de corrupción en el gobierno del gordo consentido de los maras, Javier Duarte, sus nombres aparecen en las denuncias que la PGR tiene guardaditas ahí hasta que pase la elección presidencial.

Y en el caso de los locales, el propio Winckler nos ha mandado un tapón de boca al enlistar a nuestros representantes populares que están siendo investigados por su Fiscalía.

Juan Nicolás Callejas Roldán, hijo de papi y pastor de la bancada priista en el Congreso Local, está siendo investigado por solicitar favores sexuales a su prima hermana Telma Magaly Callejas Salazar, a cambio de autorizarle una pensión por invalidez. Ya ni jode, es de su sangre, está enfermita y aún así le pidió las naylon siendo dirigente de la 32, por eso Magaly le fue a gritar su precio al Congreso Local.

Fernando Kuri Kuri está demandado por haber falsificado documentos de la UPAV para avalar estudios de bachillerato y licenciatura; vendía certificados chafas.

Vicente Benítez González (chulada de hampón) está siendo investigado por el delito de enriquecimiento ilícito y desfalco de 70 millones de pesos en agravio de dos mil maestros. Lo de las empresas fantasma está en la PGR, no es asunto de la competencia del de la Pantera Rosa, George Winckler.

Gerardo Buganza
Salmerón (el de los retablos a la “santa muerte”) es investigado por el delito de desvío de recursos de la SIOP, en la cuenta pública 2015.

Sergio Rodríguez Cortés (la réplica de un ofidio cuenqueño sobrado de inteligencia y sagacidad política) no es más que un vulgar ladrón de autos; al legislador perredista lo investiga la Fiscalía por el robo de un vehículo valuado en 300 mil pesos.

Juan Manuel del Castillo González (gato de angora de Duarte) está demandado por la retención indebida de recursos por 22 millones de pesos en agravio de más de mil empleados y, al igual que Chente Benítez, lo más grueso de su expediente delictivo duerme el sueño de los ratas en la PGR.

Luis Daniel Olmos Barradas, otro perredista, es investigado por el homicidio de su chofer Pedro Hernández Rivas.

A Rodrigo García Escalante, hijo de Ricardo García Guzmán, la tapadera de Duarte, lo investigan por presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

Y a doña Eva Cadena Sandoval, quien se lleva el Oscar de la academia de Los Sapos, la investigan por delitos electorales.

O sea, la actual Legislatura puede ser la más corrupta en la historia política de Veracruz, tal como lo ha informado el Fiscal Winckler; cuenta con una bola de fichitas dignas de un penal de alta seguridad… ¿Y así se ofenden de que los llamen por su nombre?

¿Juicio político? Jajajaja

Como es del conocimiento de todos, el Congreso del Estado turnó a la Junta de Coordinación Política un anteproyecto de punto de acuerdo para iniciar juicio político en contra del Fiscal Jorge Winckler Ortiz.

Fue el diputado perredista Sergio Rodríguez Cortés quien solicitó, en nombre del grupo legislativo del PRD, que al Fiscal se le aplique lo establecido en la Ley de Juicio Político y de Procedencia al configurarse sus actos como daño a los intereses públicos fundamentales y ataque a los entes públicos. Inmediatamente, el diputado Juan Nicolás Callejas Roldán, coordinador de la bancada legislativa del PRI, respaldó el pronunciamiento del grupo legislativo perredista y solicitó que se analizara la posibilidad de iniciar dicho juicio en contra del Fiscal General del Estado. La petición fue apoyada por los legisladores de Morena y de Juntos por Veracruz, lo que ocasionó que la presidenta de la mesa directiva decretara un receso para analizar la situación.

Al reiniciarse la sesión, los diputados locales modificaron por votación mayoritaria el orden del día con la finalidad de que se aceptara que el pronunciamiento hecho por el diputado Sergio Rodríguez se convirtiera en un anteproyecto de punto de acuerdo para iniciar juicio político en contra del fiscal general del estado.

¿A poco de veras creen que habrá juicio político contra el Fiscal Jorge Winckler?, ¿por qué no mejor antes revisan la historia para que vean lo que ha sido el “juicio político” en los congresos federal y estatales? Jamás ha procedido uno de estos juicios sumarios, no hay precedente en la historia política del país que uno de ellos haya prosperado, de todos los que se han sugerido, por eso el mañoso perredista Sergio Rodríguez cortés, catafixió la petición de destitución del Fiscal por el kafkiano juicio sabiendo que éste jamás procederá, de esta forma se disculpa con el gober y con el propio Fiscal.

oyo Murillo, fan de Javier Duarte

Jamás llegamos a imaginar que un diputado local panista se convirtiera en defensor a ultranza de los derechos humanos del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, quien se caracterizó por no respetar los derechos humanos lo que costó la vida de miles de paisanos. Pero resulta que el presidente de la comisión de Derechos Humanos del congreso local, el diputado panista Gregorio Murillo Uscanga, ha exigido al gobierno de Guatemala que garantice los derechos humanos del exgobernador Javier Duarte: “cualquier reo que se encuentre en una cárcel debe tener las condiciones mínimas para que se respete su derecho humano”, dice este candil de la calle.

Y es que el pasado 26 de abril, a través de su abogado, Duarte de Ochoa solicitó a la Dirección del Sistema Penitenciario de Guatemala que se le permita tener en su celda un colchón para poder dormir, un ventilador pequeño y una lámpara porque no hay luz. En una carta dirigida al director al Sistema Penitenciario, Duarte pidió también no estar aislado de la población penitenciaria y poder hacer deporte. Le gusta el De Porte.

Goyo Murillo afirma que “a todos los ciudadanos, independientemente del delito que estén purgando en alguna prisión siempre se debe garantizar sus derechos humanos y eso no implica que el hecho de ser juzgado por algún delito cometido se le deba tener en condiciones infrahumanas y es un tema de derecho internacional.

No ha faltado quien recomienda al diputado panista Gregorio, que se anote en la visita de los sábados al reo más repudiado del penal de Matamoros, en Guatemala, chance y le suelte una lanita por su encendida defensa.

REFLEXIÓN

Del Diccionario de la fauna política veracruzana: Peeeje… lagarto. ¡Cállate cocodrilo! Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistas