Al Pie de la Letra

AMLO: EL ‘FRATRICIDIO’ DE 2016

Raymundo



Al dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, le han disparado otro obús desde el gobierno yunista con la denuncia penal que este miércoles 10 presentó la Contraloría General ante la Fiscalía General del Estado por el presunto desvío de 80 millones de pesos en la Oficialía Mayor de la SEV correspondiente al periodo de febrero a julio de 2016, lapso en el que dicha área administrativa estuvo a cargo de Carol Jessica Moreno Torres, de quien tendenciosamente se ha comenzado a destacar que se trata de la “cuñada” del fuerte aspirante presidencial para 2018
Cuando a finales de 1986, a punto de entregar el poder, le pidieron al gobernador Agustín Acosta Lagunes su opinión acerca de su virtual sucesor Fernando Gutiérrez Barrios, el extinto economista oriundo de Paso de Ovejas respondió que el exsubsecretario de Gobernación sería “un gran gobernador porque él no tiene hermanos”.

La alusión de Acosta Lagunes era por los problemas que en su administración le habían ocasionado sus hermanos Florencio y Rafael Acosta, quienes fueron señalados de hacer negocios al amparo del poder, de presionar a funcionarios estatales y de imponer en los ayuntamientos a tesoreros, comandantes policiacos y secretarios de los alcaldes que habían apoyado como candidatos del PRI.

La anécdota viene a colación porque al dirigente nacional de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, le han disparado otro obús desde el gobierno yunista con la denuncia penal que este miércoles 10 presentó la Contraloría General ante la Fiscalía General del Estado por el presunto desvío de 80 millones de pesos en la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz correspondiente al periodo de febrero a julio de 2016, lapso en el que dicha área administrativa de la SEV estuvo a cargo de Carol Jessica Moreno Torres, de quien tendenciosamente se ha comenzado a destacar que se trata de la “cuñada” del fuerte aspirante presidencial para 2018.

Moreno Torres y Arturo López Obrador no están casados formalmente aunque sí mantienen una relación sentimental. Eso trascendió en la sucesión estatal de 2016, cuando la pareja del hermano de AMLO sustituyó en la Oficialía Mayor de la SEV a Vicente Benítez González tras ser postulado por la coalición priista a la diputación local por el distrito de San Andrés Tuxtla.

Precisamente a finales de febrero del año pasado, cuando salió a manifestar en conferencia de prensa su apoyo al candidato del PRI a la gubernatura Héctor Yunes Landa, el hermano de El Peje negó que su decisión de sumarse a la candidatura del priista hubiese sido un pago político por el nombramiento administrativo que acababa de recibir su pareja sentimental.

“Yo no me presto, hay cosas que se aprenden en casa y tenemos como principio no robar ni mentir. Yo al gobernador (Javier Duarte) no lo he visto”, reviró.

El familiar de AMLO había citado a los reporteros para “compartir una reflexión” y señalar
que Yunes Landa era la “persona más preparada para llevar los destinos de Veracruz”, ya que destacó que el candidato priista no se había enriquecido ilícitamente y contaba con calidad moral y experiencia política.

Argumentó que en esta ocasión no apoyaría a MORENA porque era un partido de reciente creación, que no tenía la estructura electoral para poder ganar el estado con el tercer padrón nacional de votantes, y que además su candidato Cuitláhuac García Jiménez no era una persona apta ni preparada para gobernar.

Luego de que su hermano apareciera en un spot promocional del PRI en el que llamaba a los veracruzanos a votar por el priista –argumentando que “en esta elección no se trata de colores, se trata de la seguridad y sólo Héctor Yunes puede garantizar la paz y la tranquilidad del estado”–, el líder nacional de MORENA subió a sus redes un video para deslindarse de su carnal: “en la familia siempre hay alguien que desentona, que le gusta acomodarse. Se dice en el argot, en el hampa de la política, a ‘colarse’, y son aspiracionistas, no tienen ideales, no tienen principios, por eso yo ya no tengo hermanos”, dijo AMLO a finales de mayo, en la víspera de la elección.

El deslinde de López Obrador fue bastante oportuno ya que justamente este jueves 11, cuando arribe nuevamente a Veracruz para apoyar a los candidatos municipales de su partido –una gira de cuatro días durante la cual recorrerá 12 cabeceras distritales del norte y centro del estado–, el dirigente nacional de MORENA va a ser recibido con otro nuevo escándalo mediático, ahora con el de su “cuñada” Carol Jessica Moreno Torres, a la que el gobierno yunista ha denunciado por el presunto desvío de 80 millones de pesos cuando ocupó la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz de febrero a julio de 2016.

¡Qué bueno que le exijan cuentas a la pareja sentimental del hermano de López Obrador! En Veracruz nadie debe burlarse ni estar por encima de la ley. Pero todo mundo sigue esperando que con la misma vara sea medida la exprimera dama del estado Karime Macías de Duarte, de quien hasta el momento sólo se han atrevido a quitarle su nombre a algunos edificios públicos, como ocurrió este jueves con una clínica médica del municipio de Coatzacoalcos. ¿Y los miles de millones de pesos que habrían desviado del erario veracruzano ella y sus familiares más cercanos?