Apuntes

Duarte salió de angora

Manuel Rosete



“El principal error de Eva Cadena
es no apellidarse Macías o Tubilla”
Yo
Ya cuando menos sabemos que los reos con los que comparte penal Javier Duarte de Ochoa, parecen veracruzanos dolidos por la friega que nos pegó el gordo y lo agreden. Su abogado (hasta ayer porque al parecer ya lo cambió) Carlos Israel Velázquez Domínguez, denunció que su cliente, que permanece en una cárcel de Guatemala en espera de ser extraditado a México, es víctima de maltrato y acoso por parte de guardias del centro penitenciario en el que se encuentra recluido.

Maltrato y acoso… Mmmm. Debe ser muy feo sentir en carne propia lo que hiciste a otros indefensos ciudadanos, muchos que incluso perdieron la vida, otros que se quedaron en la calle por culpa de la voracidad de la esposa de Javier, los familiares de los desaparecidos de quienes Duarte se burlaba como la señora de Orizaba, otros a los que mandó a tablear y en fin el montón o los millones de paisanos que dejó en la miseria en el pleno ejercicio del poder.

Javier Duarte el que compartía un cuarto de cuatro por cuatro en el Senado de la República, trabajando para el entonces Senador Fidel Herrera Beltrán, haciéndole la síntesis periodística porque su cabecita no le daba para más, el que cuando tenía suerte recibía de su inventor cuatro mil pesos al mes para matar el hambre, el gordo goloso al que tanto gusto le daba ver al “Negro” Cruz cuando el cuenqueño los visitaba porque les invitaba las tortas y los chescos, a esos cuatro hambrientos colaboradores de El Tío, el gordo Duarte que vino a Veracruz con una mano atrás y otra adelante para hacerse cargo de las finanzas del PRI y más tarde de la campaña de su patrón Fidel Herrera, el que fue habilitado sin experiencia de ninguna especie como Subsecretario de Finanzas, luego Secretario, más tarde candidato a diputado federal y que terminó esa pésima administración como candidato del PRI al gobierno llevando a su mujer al poder para permitirle todo tipo de excesos, y el que luego se convirtió en exquisito catador de vinos, comensal de lujo y que por nostalgia se atragantaba de picadas y garnachas de vez en cuando. Ese se queja de malos tratos? ¡Puta!, que delicadito resultó el señor.

Mueve a la risa cuando el abogado Velázquez Domínguez asegura que su cliente fue víctima de empujones (¿pues qué le empujaron?) por parte de custodios del lugar, además de que lo amenazaron con “propiciarle descargas de gas”.

En el documento de la denuncia, presentado en el noticiero Despierta, conducido por Carlos Loret de Mola, vocero oficial de Los Pinos, se señala además que “le destruyeron algunos alimentos que él poseía para su subsistencia”, seguramente latas de caviar y cosillas de esas a las que en un tiempo muy corto se acostumbró.

Su abogado y él no pensarán el sentimiento que despierta entre los veracruzanos, el enterarnos que los reos guatemaltecos y los custodios del penal de Matamoros donde está, toman una especie de venganza en nombre de ocho millones de encabronados paisanos que vemos como nuestras autoridades no tienen planeado hacerle nada, al contrario cuidarlo, protegerlo junto con toda su raza y socios que lo ayudaron a fregarnos. Ahora resulta que el gordo Duarte salió muy delicadito, de angora, se molesta solo porque lo empujan y lo amenazan con lanzarle gases; cínico y delicado el delincuente.

Hay que recordar el ex gobernador de Veracruz se encuentra en prisión preventiva en una cárcel que funciona dentro del Cuartel Militar Matamoros. El pasado 21 de abril, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala notificó oficialmente a México de la detención provisional con miras de extradición del ex gobernador, por lo que a partir de ese entonces la justicia mexicana tiene 60 días para solicitar formalmente el traslado de Duarte a México donde lo esperan con los brazos abiertos socios, familiares y “amigos”, mientras que se friegue.

Un gabinete improvisado

El primero que impuso para su administración un gabinete formado en su mayor parte por improvisados fue Fidel Herrera Beltrán, los gobernadores anteriores, sobre todo Don Fernando Gutiérrez Barrios, buscaron rodearse de los mejores hombres con los mejores perfiles profesionales, los más aptos para el ejercicio de la administración pública, aquellos que con su presencia en el equipo daban lustre a una administración. Sin embargo Fidel Herrera se dio el lujo de hacer lo contrario, confiado en su gran capacidad e inteligencia que le permitían estar en cuatro o más asuntos al mismo tiempo con asombrosos resultados. Pero Fidel está dotado de una mente superior, con serios problemas de personalidad como traumas que le impidieron en su gestión conducir al estado por el mejor camino, y creemos que se rodeó de improvisados temiendo que al nombrar a uno con suficiente capacidad y delegar en él todas las funciones propias de su encargo, lo pudiera rebasar; el miedo y la inseguridad.

Hoy en el “gobierno del cambio”
vemos el mismo problema, que no afecta a quien conduce los destinos de una entidad sino a sus habitantes en general. Casos como el del Fiscal Jorge Winckler son preocupantes pues se trata de quien debiera ser el abogado de los veracruzanos, no el empleado del gobernador. A lo mejor con el tiempo llegará a ser un buen abogado, pero hoy su acentuada mansedumbre le impide ver que su responsabilidad como Fiscal del Estado es completamente independiente y que tiene que aprender mucho para poder ser eficiente.

Las graves pifias en las que ha incurrido el joven Winckler lo tienen contra la pared, los diputados locales perredistas le tienen el ojo puesto y opinan que “el que pone, quita” como dice el diputado local del Partido de la Revolución Democrática, Sergio Rodríguez Cortés al fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz, de quien exigió la renuncia luego de que este llamara “corruptos” a los legisladores.

Aunque esta declaración se dio luego de que trascendieran las críticas del fiscal a diputados federales y locales por negarse a desaforar a algunos funcionarios y legisladores a nivel federal, Rodríguez Cortés asegura que “no se trata de quitarlo por lo que dijo, sino quitarlo porque nos dijo corruptos, se trata de quitarlo por la forma en que se ha conducido, no sólo ante el poder legislativo, si no ante temas que hoy nos tienen molestos a la sociedad veracruzana, temas importantes que tiene que ver con su desempeño como fiscal, esa es la parte que debemos evaluar”, insiste.

Dijo que si la evaluación no ameritara su remoción, “se quedaría otros días, ojalá le sirva este resbalón, pero también es cierto que si ya evaluando su trabajo en este poco tiempo que lleva al frente, no amerita seguir con la confianza del pueblo veracruzano, que es a quien representa, el Congreso, tendríamos que sancionarlo”.

Dijo que se reunirá con los sectores que han acusado agravios por parte del fiscal, entre ellos los colectivos de búsqueda de desaparecidos, a quienes a diferencia de los legisladores, no les ha pedido disculpas públicas.

“Estamos dialogando los diputados, ya salió Juntos por Veracruz, ya salió el PRI, ya salió el PAN. El PRD nos afirmó que va a pedir la remoción del fiscal el próximo martes”.

Por su parte la diputada local Yazmín Copete Zapot, también del PRD, adelantó que se pedirá la renuncia del Fiscal General del Estado, Jorge Winckler luego de que los calificó de corruptos. Copete Zapot opina que la aseveración del titular de la Fiscalía General representa una difamación para los legisladores locales, hecho que recriminó.

“Es lamentable que un funcionario de jerarquía menor este haciendo esas afirmaciones, lo que denosta y difama a cada uno de los miembros del Congreso del Estado”. La perredista lo retó a presentar pruebas que acrediten que legisladores son corruptos, pues no puede generalizar el calificativo para los 50 diputados sin tener documentación que así lo confirme.

Que les quiten el fuero

Otro asunto que afortunadamente está en la agenda legislativa, es el del fuero Constitucional, que la bancada morenista en el Congreso Local ha pedido que sea retirado a todos los que lo tienen, petición a la que se sumó la diputada del PAN, Mariana Dunyaska García Rojas, por considerar que el fuero sólo ha sido una protección a la corrupción, es por ello que el grupo legislativo del PAN busca los 34 votos que se requieren para quitarle el fuero a todo aquel funcionario público deshonesto , "ha habido abusos y no podemos negar que la función pública es para funcionar, no es para robar”, aseveró. Mariana Dunyaska lanzó un llamado a la conciencia de los distintos grupos legislativos del Congreso de Veracruz, ya que dijo que la eliminación del fuero es una demanda de la sociedad veracruzana, donde todo aquel ciudadano que infrinja la ley, independiente a su función, puede ser juzgado, procesado, pues el estado de Derecho es el que debe prevalecer en Veracruz.

Reflexión

La pelea entre Saúl “El Canelo” Álvarez y Julio César Chávez Jr. Además de servir como distractor para un pueblo que ya está hasta el gorro de los partidos políticos y de sus ahijados en el poder, sirve para que los organizadores ganen millones de dólares. Nos gustó la opinión de “El Púas” Olivares en torno a este encuentro. Dice el ídolo de Tepito, que si sabe de esto, que la pelea es un duelo entre dos chambones del boxeo; que ambos jóvenes carecen de una técnica depurada y que van a ring a hacer tres rounds de sombra para no decepcionar al respetable y luego, cuando Julito se lance como El Borras sobre su adversario este le meterá un madrazo con el que lo mandará a la lona, porque eso sí “El Canelo” es muy rupestre pero tiene una buena pegada. ¡Jajajaja! Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistas