Perfilando

La suerte de Erick Lagos

Iván Calderón



Desde la oficina adjunta a la principal de Palacio de Gobierno y desde su bunker por el Teatro del Estado, el moreno tomaba todas las decisiones y no existía ningún solo movimiento sin que pasara por sus manos, provocando la envidia e ira de Mota, Jorge Carvallo y Beto Silva, quienes venían muy lejana la posibilidad de una candidatura a la gubernatura, la cual nunca llegó
Fue en el último año de su periodo como Secretario de Gobierno cuando Erick Alejandro Lagos Hernández prácticamente ejerció todo el poder.

El isleño astutamente mantuvo cegado al exgobernador Javier Duarte de Ochoa con la técnica más antigua entre el juego de los poderosos: mujeres.

Lagos, aprovechando una crisis matrimonial entre Karime y Javier, le presentaba y colocaba a ciertas damas que entretenían al no tan agraciado mandatario para que lo hicieran sentir como un rey, mientras que este personaje gobernaba todo Veracruz.

Lagos Hernández no era el segundo a bordo.

Erick no era un simple secretario.

Desde la oficina adjunta a la principal de Palacio de Gobierno y desde su bunker por el Teatro del Estado, el moreno tomaba todas las decisiones y no existía ningún solo movimiento sin que pasara por sus manos, provocando la envidia e ira de Mota, Jorge Carvallo y Beto Silva, quienes venían muy lejana la posibilidad de una candidatura a la gubernatura, la cual nunca llegó.

Con la toma de decisiones, el entonces secretario también manejó todo el dinero de Veracruz, y entre tanto Erick hacía que Javier Duarte jugara a ser un Don Juan y mientras el exmandatario era alcoholizado, el ahora diputado federal precisamente en la era de Tarek Abdalá y de Mauricio Audirac en Sefiplan, ejerció total control sobre la política interna y externa del Estado, así como los miles de millones de presupuesto.

Total, Duarte andaba de galán.

De las manos de Erick y asesorando por Reynaldo Escobar, se repartió (por ejemplo) tanto dinero a organizaciones sociales que esto fue un insulto a los veracruzanos, y con toda la responsabilidad que tuvo en el pasado, ahora es uno de los intocables por el Gobierno Federal y el de Miguel Ángel Yunes
Linares, que hasta parece estar tranquilo allá en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Se tiene que decir, si Lagos vomitó negro o pactó lo que sea con Yunes, le debería de pasar la receta a sus compañeros diputados, ya que cocinándose el desafuero de Tarek, y las investigaciones contra Noemí Guzmán, Alberto Silva o Carvallo Delfín, el poderoso coordinador de la segunda bancada más grande en el Congreso de la Unión ni suda ni se acalora, gozando de su fuero.

Incluso, es tanta la exención de Erick, que muchos aseguran que luego de su gestión como legislador federal, buscará ser Senador de la República para volverse a apuntar para la grande.

Vaya suerte la del Diputado.

Ya veremos qué es lo que pasa.

ATAQUES A POLO DESCHAMPS

Por cierto, luego de lograr la unidad dentro del panismo medellinense, Polo Deschamps continúa fortaleciendo sus objetivos con la finalidad de otorgar a Medellín de Bravo el lugar que le corresponde una vez que culmine el periodo electoral constitucional local del próximo 4 de junio.

Con la fortaleza y respaldo, tanto de los liderazgos como simpatizantes panistas de Medellín, Deschamps tiene la firme convicción de que ésta localidad requiere del progreso a través de políticas basadas en las demandas y propuestas ciudadanas.

Eminentemente este personaje es objeto de ataques en redes sociales y notas sin sustentos, los cuales, dichos espacios al parecer asisten a ciertas “campañas negras”. No obstante, el panista demuestra su civilidad política para no caer en el juego mediático de sus opositores que no ven la forma de detenerlo en su camino a la alcaldía de Medellín.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@outlook.com

www.eldelsur.com