Nada Personal

La estela de Javier Duarte de 8a

J.M. Pasado



Javier y Karime siguen ofendiendo a Veracruz
Al Pejelagarto –que en Veracruz es catán- Andrés Manuel López Obrador no le fallan sus quejas. Siempre pontifica que los actos de gobierno que no puede criticar ocurrieron por interés electoral, a sabiendas de que cada año hay elecciones, por ahora. Así es que su declaración no es tan sesuda. El año pasado elegimos Gobernador y diputados. Este año votaremos por alcaldes; y el año próximo lo haremos por Presidente de la República, senadores, diputados y nuevamente por Gobernador en Veracruz, por el emparejamiento de los calendarios electorales.

Así es que en cualquier momento en que Javier Duarte hubiera sido capturado, era válida la impugnación del ‘tabajqueño’, que hasta ahora es el único que tiene amarrada su candidatura presidencial, como es su voluntad, y por lo mismo encabeza las encuestas de intención del voto. En cada uno de los demás partidos, la votación se divide por lo menos entre tres posibles aspirantes.

Algo similar pasa, los que ahora no están satisfechos por la aprehensión de Duarte, que tanto reclamaban. Ahora cuestionan “¿Y los demás, sus cómplices, los que le agarraron la pata a la vaca?”. Olvidan que ya hay cinco procesos en marcha y detenciones, inclusive una demanda de suspensión del fuero, mantenido para proteger a los políticos delincuentes, igualmente favorecidos por las prescripciones instantáneas, las excepciones y demás triquiñuelas de tinterillos que una vez son legisladores, a la siguiente funcionarios y así gira la rueda. Ajustan las leyes a la comodidad de su peculado y prevaricación.

De veras, no apoyamos a Peña, pero estamos obligados a reconocer que en este caso ha hecho lo correcto. Sigamos pendientes.

Por cierto, ¿qué se ha hecho ese Diablo Negro que vino echando chispas desde Cataluña con la espada desenvainada para hacer política? Algo lo asustó que está tan callado y escondido.

Tiene sus barbas en remojo, con el recuerdo de Elba Esther.

Javier y Karime siguen ofendiendo a Veracruz

Dejemos a un lado la colgadera de medallas que se adjudican instituciones federales y el gobernador del cambio en Veracruz, y pasemos a darle un repaso a la forma en que los Duarte-Macías se siguen burlando del pueblo veracruzano, aun cuando aparentemente están en la desgracia social y política, económica, no.

Viajar en jet privado te da la tranquilidad de volar en horario deseado, evitar conexiones, no soportar largas colas ni masificaciones a la hora de facturar, son las ventajas, los lujos y la seguridad de un servicio altamente personalizado a cualquier parte del mundo.

Bien, los hijos del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, viajaron a Guatemala el pasado viernes 14 de abril para reunirse con sus padres, horas antes de la detención ya pactada del prófugo ex mandatario veracruzano.

Lo hicieron en un jet privado, Carolina Duarte Macías, Emilio Duarte Macías y Javier Duarte Macías, salieron del aeropuerto de Toluca, acompañados de los familiares: Paula Rodríguez Macías, María Virginia Yazmín Tubilla de Macías, Mónica Macías Tubilla, Santiago Rodríguez Macías y José armando Rodríguez Ayache.

Es decir, mientras miles de veracruzanos cayeron en la desgracia financiera, miles enfrentan una terrible pobreza, con carencia de medicinas en los hospitales y una ola de violencia, la familia de Duarte se da el lujo de viajar en jet privado para despedirse de papi
que va camino a la cárcel.

Durante los seis meses de permanecer prófugo de la justicia mexicana, Javier Duarte de Ochoa no pasó carencias, todo lo contrario, vivió como rey en el “edén” guatemalteco, en el hotel de cinco estrellas La Riviera de Atitlán, ubicado en la zona de Sololá, en Panajachel. El precio por noche oscila entre mil 600 y hasta 3 mil pesos.

En ese hotel, Duarte, pasó la Navidad y el Año Nuevo, lo hizo a todo lujo, con buenos vinos, exquisita comida y ricos postres, además con vista al lago y paisajes que son el deleite de los turistas. Claro, todo ello con el dinero de los veracruzanos, que junto con su pandilla de ladrones, se llevó de las arcas estatales.

Pero además, en el pacto de entregarse, Javier Duarte, muy al estilo tradicional de las mafias, puso como condición no tocar al cerebro de la organización, a su esposa Karime Macías de Duarte, y a sus suegros, Tonny Macías y María Virginia Yazmín Tubilla.

Ahora bien, en el justo juicio muy al estilo mexicano, ¿creen que Duarte y sus secuaces devuelvan todo lo que se robaron? Por lo pronto ya vimos que la familia Duarte-Macías, sigue derrochando lujos con el alquiler de un jet privado y estar prófugo en un lujoso hotel de cinco estrellas, como si en verdad se lo merecieran.

La detención de Duarte, es un hecho mediático que sirve a intereses políticos de quienes ostentan el poder en el país y en Veracruz, pero no en la reparación del enorme daño que la causó al pueblo veracruzano, hundido en la miseria, en el desempleo y en la terrible inseguridad.

Por cierto ni con la detención de Duarte, el moribundo PRI, se levanta ni tampoco le alcanza a los azules y amarillos para frenar la ascendente carrera de Morena con Andrés Manuel López Obrador a la cabeza.

NO MARCHEN

Más le vale al fresita alcalde del puerto de Veracruz, Ramón Poo Gil, poner sus finanzas en orden porque de llegar la oposición al poder, el hijo del ex presidiario Gerardo Poo, podría seguir los mismos pasos de su padre. Dicen que algo no anda bien con los dineros que administra para el municipio de Veracruz, aun cuando le hayan maquillado las cuentas públicas. Como alcalde, Poo, ha resultado un fiasco… El distractor por la detención en Guatemala de Javier Duarte nos hizo olvidar por momentos la inseguridad que permea en la entidad. Los malos no paran: un ejecutado en Soledad Atzompa, una mujer ejecutada a balazos en Las Choapas, otro más en Poza Rica, cerrando la jornada de este lunes con un asalto en la sucursal de Elektra, en Boca del Río, donde anda vigilando la Policía Militar… En el devenir de los días, podrían empezar a circular en las redes los videos en los que presuntamente reciben dinero de manos de Javidú, algunos morenitos y unos azulitos que andan nerviosos aun cuando cuentan con fuero constitucional. Un tal diputado de apellido Rodríguez, es de los que mejor tazado fue por la administración duartista… ¿Y si Javier confirma que el Chino sí le prestó el helicóptero para huir? Con todo y válvula de escape para hacer funcionar su corazón, se va otra vez a Pacho? Dicen que lo que extrañaba el oriundo de Minatitlán era su mansión de 20 millones de pesos en el Residencial del Lago, donde habitan muchos de los duartistas que saquearon las finanzas estatales… Nos vemos mañana.