Nada Personal

Peor, ya no

J.M. Pasado



Peor ya no nos puede ir. La capital, Xalapa, sede de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, es la que más padece los embates del gobierno del cambio, donde han quedado en la bancarrota empresarios, constructores, periodistas y miles de desempleados. Es aquí, en Xalapa, donde no hay circulante, no hay fuentes de empleo y la ola delictiva va a la alza
El pueblo veracruzano ya se dio cuenta que el gobernador del cambio, Miguel Ángel Yunes Linares, vino a concluir la gran obra de Javier Duarte de Ochoa, que no es otra que incrementar la inseguridad, el desempleo y la pobreza.

Miles de despedidos en las diferentes áreas del aparato gubernamental y los que la “libraron”, al menos por el momento, recorte salarial de 50 por ciento y “no protestes ni demandes”, porque “te ponemos de patitas en la calle”, ésa es la instrucción del gobernador Yunes, replican sus colaboradores a la burocracia que se encuentran contra la pared.

Peor ya no nos puede ir. La capital, Xalapa, sede de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, es la que más padece los embates del gobierno del cambio, donde han quedado en la bancarrota empresarios, constructores, periodistas y miles de desempleados. Es aquí, en Xalapa, donde no hay circulante, no hay fuentes de empleo y la ola delictiva va a la alza.

Las promesas de campaña de Miguel Ángel se fueron al bote de la basura. No acabó con la inseguridad, no llegaron las inversiones ni el empleo, por el contrario, están aplicando un terrorismo laboral para que la gente renuncie.

Cierto, el ladrón de Javier Duarte y sus secuaces saquearon las arcas estatales. No hay uno de los colaboradores del prófugo exgobernador que viva tronándose los dedos por falta de dinero, todos nadan en él, todos tienen propiedades en el país y en el extranjero, pero nadie les puede quitar nada de lo que se robaron.

Pero también es cierto que el tan prometido cambio de gobierno, el que iba a sacar a Veracruz de la crisis y de la inseguridad, ya no llegó, al menos no con Miguel Ángel Yunes Linares, que se ha convertido en un aliado y cómplice del fidelismo y del duartismo, para de una vez sepultar las esperanzas de un pueblo gobernado por pillos.

El experto en Seguridad Pública no pudo con el paquete y de plano mandó a llamar a todas las policías federales, incluyendo la Militar, para que vengan a poner orden en Veracruz, aunque nada de eso ha existido, por el contrario, no hay día en que no aparezcan los muertos, los ejecutados y cercenados, enlutando hogares.

Triste realidad que nos cuentan quienes colaboran con Miguel Ángel Yunes: Aquí no hay más gobierno y más poder que el Gobernador. Nadie puede opinar, nadie puede sugerir, nadie puede presentar un proyecto, nadie, salvo el gobernador del cambio, que ni siquiera disfruta a placer
el poder porque no duerme nada más de pensar cuántos ejecutados habrá al día siguiente.

Peor ya no, por eso miles de veracruzanos están pensando seriamente en acudir a las urnas a votar por los candidatos de Morena, apostarle a otro cambio, a la izquierda, reflexionando que peor ya no nos puede ir. Con Miguel Ángel cunde el mal gobierno, la desilusión de un pueblo que le apostó a él para sacar de la crisis y de la inseguridad al Estado, pero resultó peor que Duarte.

Ahí les va: ya con la Policía Militar, dos ejecutados en Papantla, un embolsado en el puerto de Veracruz y un cantinero en Córdoba, como para que don Miguel Ángel no esté tranquilo en plena Semana Santa.

NO MARCHEN

Nada más por preguntar: ¿cuánto devolvió Flavino Ríos Alvarado a las arcas estatales? De acuerdo con la denuncia presentada por el mismo gobierno a través de la Secretaría de Gobierno, “El Chino” se habría embolsado más de 200 millones de pesos. Pura pinche faramalla de que los meten al bote y los hacen vomitar. Y nada más por joder: ¿Quién es el próximo duartista encarcelado que también se va por enfermedad: “El Gordo” Valencia, “El Flaco” Bermúdez o “El Pillo” Audirac? Todos, los rojos, los azules y los amarillos están cortados con la misma tijera… Para fiscalito que se carga Veracruz. Todo se le va en desmadre y en pura vanidad mientras los expedientes se acumulan por miles de los ejecutados, desaparecidos, extorsiones, “levantones” y robos al por mayor. Dice por ahí un colega que con Winckler el narcisismo a todo su esplendor. Cierto, muy cierto… Por cierto que el primo Yunes, el Senador, le recomienda a Miguel darle una “chaineadita” a su gabinete en lugar de llevarlos a comer mole con pollo al mercado… ¿Saben dónde vacaciona el chileno millonario? Dicen las voces de la tierra de los Brujos que es dueño de medio Catemaco. Ya irán saliendo las propiedades a relucir. Junto con “El Flaco” andan muy confiados y contando a medio mundo que compraron impunidad al choleño, por lo que han sido exonerados de todo atraco a las arcas estatales en tiempos en que su jefe, el gordo Duarte, les abrió el cajón... Los Tiburones se van a salvar pese a los malos augurios del alcalde boqueño. También tiene posibilidades Fidel Kuri de ganar la alcaldía, por eso le tienen mucho miedo y por eso le andan enviando grupos de choque al Pirata… Nos vemos mañana.