Perfilando

Sergio Hernández, factor

Iván Calderón



* Flavino Ríos ¿impoluto?
El tema de la reestructuración de la deuda veracruzana es tan solo uno de los muchos asuntos que el presidente de la Junta de Coordinación Política, el diputado Sergio Hernández Hernández, tendrá que cabildear con sus compañeros.

Cuestionado por su juventud, el parlamentario del grupo del Acción Nacional ha logrado salir adelante en cada uno de los asuntos que le confieren y ha sido factor de unidad en este atípico Congreso, en el cual no concurre la aplastante mayoría a la que muchos estaban acostumbrados y donde sí se tiene hacer política de la buena, buscando acuerdos con cada una de las corrientes legislativas.

Y es que tal vez muchos se quedaron con la escueta idea de que la voz del titular de la “Jucopo” era acatada ciegamente. No obstante, esa figura existía donde un Héctor Yunes o un Callejas Arrollo eran simples peones del Ejecutivo y donde el conjunto del Revolucionario Institucional afectaba directamente las decisiones del Congreso, legislando de manera unilateral, convirtiéndose hasta en risibles cómplices del Gobernador en turno.

Sin embargo, con Sergio Hernández es todo lo contrario. Con fuerzas divididas, el coordinador de los 16 diputados panistas busca alianzas, unifica consensos y ejerce compromisos con cada uno de los integrantes de las bancadas, logrando la consolidación de las iniciativas de beneficio colectivo.

Pero a todo esto, ¿quién es Sergio Hernández?

Le explico.

Este joven legislador nació en Xalapa pero lo criaron en una comunidad rural de Alto Lucero con su madre y sus abuelos hasta los 7 años de edad, para después regresar a la capital y apoyado por el hoy regidor xalapeño Martín Espinoza, empezar a estudiar y a trabajar en distintas áreas del Comité Directivo Estatal del PAN, iniciando desde abajo.

Sergio no es ningún improvisado, el diputado ha estado
muy cerca de Miguel Ángel Yunes Linares desde el año 2010 cuando era líder de Acción Juvenil en Veracruz, logrando amplia experiencia en campañas electorales, conociendo muy de cerca los estatutos y la doctrina del PAN y pese que a dejó su carrera de Derecho en la Universidad de Veracruzana para formar una familia de 2 hijos y uno en camino, retomó sus estudios en la modalidad sabatina.

Con gran capacidad de liderazgo Hernández Hernández es y seguirá siendo factor unificador en la presente Legislatura, gracias a su gran sentido de responsabilidad y compromiso para con las y los veracruzanos, ofreciendo seguramente dignos resultados.

Cuánta razón tiene la diputada Maryjose Gamboa en señalar que a este congresista la vida no le obsequió ni atajos ni treguas para llegar a donde está, sino al contrario, que la circunstancias fueron necesarias para que lo ubicaran en cualquier camino, menos en el del éxito.

Con 30 años de edad este diputado es una de las apuestas del panismo de Veracruz para la renovación de cuadros, pero inverso a la era priista, esta necesaria evolución se realiza con hombres y mujeres que conocen del trabajo diario, del esfuerzo y que nada les ha sido regalado.

Flavino Ríos ¿impoluto?

Por cierto, en relación a la detención de Ríos Alvarado, como lo hice en redes sociales sólo tengo que comentar 2 cosas:

1.- Que caiga todo el gabinete Próspero si quieren, pero que caiga Duarte, y
2.- Flavino no es tampoco un impoluto, no lo vuelvan un santo, las omisiones son complicidades, claro que su encarcelamiento es político, sin embargo también carga con sus responsabilidades.

Ahora resulta que hasta lo quieren canonizar, cuando fue un indolente ante los excesos del Duartismo.

@IvanKalderon
ivancalderonflores@outlook.com