Perfilando

Sergio Melo y el diputado Sebastián

Iván Calderón



Maestro postulante en Comunicación y reconocido publirrelacionista, Melo es más conocedor del tema mediático en la entidad de lo que algunos creen y mucho más de lo que otros dicen saber
Quien haya filtrado la información vertida en cierta columna donde se alude al actual Coordinador de Comunicación Social de la Legislatura del Estado, o lo engañaron, se equivocó o fue de “mala leche”.

Si bien para muchos Sergio Melo Hernández era diverso al tema de la prensa de Veracruz, no es para nada un improvisado.

Maestro postulante en Comunicación y reconocido publirrelacionista, Melo es más conocedor del tema mediático en la entidad de lo que algunos creen y mucho más de lo que otros dicen saber.

Viniendo de la verdadera “cultura del esfuerzo”, el actual Coordinador desde sus trincheras ha profundizado sobre los cambios circunstanciales de la prensa veracruzana y conoce parte de las entrañas, no como algunos que son mal denominados “vacas sagradas”.

De la funcionalidad de esta Dirección de Comunicación Social habrá que dejar el beneficio de la duda, ya que el jefe de esta oficina cuenta con todas las credenciales para ofrecer un contacto más cercano de las y los diputados con los veracruzanos, gracias a su perfil en las Relaciones Públicas y apoyado por un profesional equipo de trabajo.

Quizás lo que le ha faltado a Melo Hernández es un poco más de soberbia, ya que al parecer su actitud humilde no dio los resultados esperados con ciertos
personajes que pidieron el cambio, pero exigen más de lo mismo.

El periodismo también vive su propia crisis en el Estado, siendo necesaria una autocrítica en vías de recuperar credibilidad, confianza y audiencia.

Ya no se pueden falsear hechos difundiendo noticias inexactas bajo la complacencia deliberada de la difamación, la injuria o la calumnia.

La prensa debe de continuar manteniendo su función con veracidad, responsabilidad y buena fe. Y no todo lo contrario.

COLOFÓN

Por cierto, otro que ha sido mal juzgado es el actual diputado independiente Sebastián Reyes Arellano. Las formas y modos de Reyes tal vez no sean las acostumbradas; sin embargo, el legislador es uno de los pocos que ha mostrado una auténtica preocupación sobre el estado que guardan las finanzas de la entidad.

Ya el congresista fue a tocar puertas en la Ciudad de México y en la diferentes embajadas solicitando apoyo humanitario para Veracruz, mientras que otros continúan sentados en sus intereses mezquinos ya sean particulares o de grupo.

Pero, por ejemplo ¿y si Angela Merkel recibe al buen “Sebas”?

Supongamos.

@IvanKalderon
ivancalderonflores@outlook.com
www.eldelsur.com