Reflexión

López Obrador, corrupto: Yunes Linares

José



Decir, por ejemplo, que Andrés Manuel López Obrador es un corrupto, es tanto como ignorar que quien ha luchado contra el sistema en forma constante –aun cuando era militante del partido hegemónico- que a estas alturas se ensucie las manos cuando, se ha visto, pero no se le reconoce, que siempre ha sido un inconforme, a lo mejor, exista razón cuando se le califica de desequilibrado por luchar o querer derruir, para que mejor se entienda, destruir, una estructura caduca
Si el agua está llegando a los aparejos hay que hacer olas, pues como se afirma, “calumnia que algo queda”, así es que, al existir el principio de que quien afirma o acusa está obligado a probar, no le será fácil al gobernador dosañero, Miguel Ángel Yunes Linares, al tener el control de esta entidad federativa, -al menos desde el punto de vista hacendario- para localizar a todas las personas que se beneficiaron de la economía del estado, y que nos tiene en la miseria, pues chance y se encuentra en nómina, no tan solo a López Obrador- que de antemano lo dudo- pero si pienso que aparecería, por ejemplo, el hoy diputado Enrique Jackson, asesor permanente de gobernadores o bien José Murat u otros connotados personajes de la política, donde siempre han existido sinecuras.

Siempre se ha considerado que el gobernante tiene poco poder en el poder del Estado y que debe usarlo con cautela y prudencia y más ahora en que ya no funciona draconianamente el llamado principio de autoridad, o bien los fraudes patrióticos, pues pensar lo contrario sería tanto como considerar que con las bayonetas se puede hacer todo, incluso, sentarse en ellas, cuando existen medios internacionales que nos vigilan y condenan por la desviaciones en que se incurran.

Decir, por ejemplo, que Andrés Manuel López Obrador es un corrupto, es tanto como ignorar que quien ha luchado contra el sistema en forma constante –aun cuando era militante del partido hegemónico- que a estas alturas se ensucie las manos cuando, se ha visto, pero no se le reconoce, que siempre ha sido un inconforme, a lo mejor, exista razón cuando se le califica de desequilibrado por luchar o querer derruir, para que mejor se entienda, destruir , una estructura caduca, cómplice de muchos actos de impunidad y corrupción, e incluso crímenes de lesa humanidad que están impunes, pero un hombre que tiene la osadía de desafiar a la suprema corte de Justicia como el lo hizo, sin duda que es una persona fuera de serie, de ahí el enojo y la indignación de Diego Fernández, panista- que le produjo unan pérdida escandalosa a sus honorarios, cuando se determinó que la indemnización que reclamaba era injusta.

Para que nadie se engañe, no existe corrupción si no existe un corruptor, de ahí que al señalar la existencia de un corrupto, debemos tener localizado al que corrompe –corruptor o depravador- de otra suerte es una desafío innecesario o bien una balandronada, de eso que se hace alarde, pues si a alguien el sistema le trae ganas férreas de llevarlo a prisión –verbigracia como a la maestra Elba Esther Gordillo- es a este personaje o espécimen raro que, como el Mesías sacó del templo a la banda de bandidos que se había
empoderados-, lucha titánica o propia de un Hércules- mismos que después se encargaron de crucificarlo, el pretende ahora consumarlo en 2018 si no se encuentra como ayer, con la fortaleza de los intereses creados que se resistirán por siempre de morir.
El sistema de inteligencia nacional -Cisen- tiene una lista amplia y completa no tan solo de los defraudadores hacendarios, saqueadores de dólares, depositarios bancarios, quienes pagan suelos miserables, los que eluden al seguro social , etcétera, para actuar de inmediato y sin recato, y si no lo hace, o no lo han hecho, sencillamente porque se quiere vivir en la opacidad y generar los escándalos cuando lo crea conveniente, por ello, es oportuna esta anécdota, que puede ser ilustrativa .Cuando López Arias gobernaba Veracruz- ejercía también funciones de rector de la Universidad, procurador justicia del Estado, presidente del Tribunal, director de seguridad pública y tránsito, es decir, concentraba todo “ el pinche poder”,- toda similitud es mera coincidencia- cuando lo visitó un amigo entrañable y le manifestó: “Fernando te traigo la lista de todos los abigeos de Veracruz, para que se acabe el robo de ganado” y le preguntó, “¿checaste que estemos todos?”, a lo que contestó “ sí”, entonces “rómpela”, en síntesis, el gobernador también era ganadero del sur del Estado.

No se olvida y quedamos expectantes, que Yunes Linares manifestó que el país se cimbraría tan pronto rindiera protesta como gobernador, sin embargo, no pasó nada especular, salvo que rescató de un grupo de pillos duartistas, un mil quinientos millones de pesos mediante acuerdos reparatorios que no representa nada en comparación con el daño económico que sufrió el Estado, de ahí que ahora se espera que logre demostrar, fehacientemente que López Obrador es corrupto y lo retire de la vida política nacional, con lo que podría presumir que removió al país, para que , como el Ave fénix, surja como el candidato del PAN a la Presidencia de la República y desde ahí, termine su faena que ha emprendido en Veracruz para limpiar al país de la corrupción e impunidad que lo asfixia.

Solo como corolario a esta reflexión, conviene transcribir el siguiente pensamiento de Voltaire: “Sólo entre hombres de bien puede existir la amistad, ya que los perversos sólo tienen cómplices; los voluptuosos compañeros de vicio; los interesados socios; los políticos, partidarios; los príncipes, cortesanos; únicamente los hombres honrados tienen amigos”, en conclusión que no sean los cortesanos que digan que todo va bien, cuando todo es peor.

*Diplomado en amparo y derechos humanos.
limacobos@hotmail.com
twiter@ limacobos 1