Perfilando

Los casi 100 días de Yunes

Iván Calderón



EPN en Tuxpan
El gobernador de Veracruz volvió a retomar el mismo discurso que tanto la ha funcionado en épocas de crisis: “Los veracruzanos estamos bien pinche jodidos y toda la culpa es de Javier Duarte”.

Sin embargo, a casi 100 días de gobierno no se ha notado ningún avance significativo en torno a esta administración panista, que más que la verdad nos está quedando a deber.

La neta.

Los primeros 3 meses de cada gestión de estado nos marcan por lo general el despegue de un proyecto gubernamental.

En esta etapa, por lo regular se resaltan obras y acciones de poca inversión, tratando de consolidar sus proyectos y más aún cuando se atraviesa un proceso electoral local, donde precisamente la alianza PAN-PRD tendrá que obtener más espacios pensando en el 2018.

Pero no, este lapso del Yunismo ha estado plagado de acusaciones, golpeteos y despidos injustificados. Esto sin contar los encontronazos que el mismo jefe de las instituciones jarochas ha tenido con personajes antagónicos a su gestión.

Y aunque hizo mucho escándalo, es el propio Yunes Linares quien no ha podido probar sus acusaciones para con López Obrador.

En pocas palabras, en este ciclo, Miguel Ángel la ha hecho de una especie de peleador urbano hasta de un fiscal alterno, sin pasar a ser un mandatario de Estado.

Son pocas las acciones que se pueden destacar de la Yunicidad.

La entrega masiva de medicamentos a todos los centros de salud de la entidad (se anunció, pero medicinas no hay) y banderazos de obras carreteras como el de Soledad de Doblado, pueden ser algunos, pero hasta ahí.

Pero lo peor del caso es que,
atravesándose ya el periodo de elecciones para la renovación de los 212 municipios, Miguel Ángel podrá justificarse del blindaje para no ejercer alguna acción de beneficio social, teniendo la oportunidad de continuar con su discurso pletórico de denuncias contra sus disidentes y los partidos de oposición. Eso sí, sin ofrecer resultados reales a las y los veracruzanos.

Con casi 100 días de gobierno el cambio no ha llegado, y si íbamos mal, ya vamos peor, porque fue el propio Yunes Linares quien sembró la esperanza de un nuevo Veracruz y resultó ser más de lo mismo.

Esperemos que el Congreso del estado apruebe la reestructuración de la deuda, porque sino despega esta administración, ahora también será culpa de los diputados locales.

Vaya caso.

COLOFÓN

Por cierto, el día de mañana estará en Tuxpan el presidente de la república Enrique Peña Nieto para inaugurar la Terminal de Contenedores, la cual le dará realce económico y comercial a esta parte del estado, ofreciendo más de 4 mil empleos directos y mil 500 indirectos.

Esta obra fue iniciada en septiembre del 2013, cuando el ahora diputado federal, Alberto Silva Ramos era alcalde, y fue precisamente Silva quien otorgó todas las facilidades para la realización de este proyecto así como la de las autopistas “México-Tuxpan”-“Tampico-Tuxpan”, siendo ahora una realidad.

La primera visita de Peña a Veracruz en la era de Yunes será para inaugurar una obra que no corresponde a su gestión y donde los priistas prácticamente jugarán de local.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@outlook.com

www.eldelsur.co