Alma Grande

Fidel y los Javieres

Ángel



Pero, para hacer más clara la connivencia, el muchacho del Partido Verde , aseguró que su padre, el exgobernador Fidel Herrera, nunca había dicho que se había decepcionado de Javier Duarte de Ochoa, y aclaró que se trataba del encabezado de un periódico sin que en la entrevista se pudiera leer esto
Era el 19 de agosto 2016 y el hijo de Fidel Herrera, instalado en una diputación federal por el Partido Verde, se autonombró vocero de su partido para asegurar que “A pesar de las acusaciones en contra del gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, sigue siendo un aliado”. Reiteró: “el Partido Verde Ecologista de México continúa brindándole su apoyo” y señaló: “hasta el momento no hay distanciamiento entre el Verde y Duarte”.

A pesar que desde esa época ya se ventilaban pruebas contra Duarte, el imberbe legislador indicó que hasta que no se demostrara la presunta culpabilidad del priista por medio de las investigaciones que ya existían en su contra, el PVEM continuaría con el pacto que tenían con él desde hace mucho tiempo cuando fue abanderado de la fórmula PRI-PVEM-PANAL para la gubernatura. Desde esos días las complicidades se mostraron evidentes y descaradas.

Así Fidel Herrera, su hijo Javier, y su amigo Javier parecen haber jurado protegerse en la salud y en la enfermedad hasta que la muerte los separe.

Pero, para hacer más clara la connivencia, el muchacho del Partido Verde, aseguró que su padre, el exgobernador Fidel Herrera, nunca había dicho que se había decepcionado de Javier Duarte de Ochoa, y aclaró que se trataba del encabezado de un periódico sin que en la entrevista se pudiera leer esto.

Es decir, la gran complicidad se muestra en su más evidente desfachatez.

Ya este año, a principios de febrero, la Cámara de Diputados instaló el Comité de Ética integrado por legisladores federales de diversos partidos políticos en donde destaca la participación del hijo del ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán.

Basado en la amnesia de los mexicanos señaló que la ética es el uso correcto de las cosas y obedece a una obligación que tiene el ser humano de buscar un perfeccionamiento en su actuar. Además, hizo votos para que el comité logre objetivos de gran calado y se pronunció porque el nuevo órgano sea dinámico, abierto y logre “cosas muy reales con nuestra propia conducta”.

La integración de Herrera Borunda a este Comité de Ética llama la atención por la renuncia de su padre, el ex gobernador de Veracruz, como cónsul de Barcelona en España tras los señalamientos de Miguel Ángel Yunes Linares el pasado 23 de diciembre, quien anticipó que lo investigaría por pertenecer a la estructura de corrupción que quebró al estado de Veracruz.

Hace unos días, el fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz, confirmó que se investiga al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, pero negó que haya una orden de aprehensión en su contra. Precisó que en esta semana se efectuarán algunas diligencias, lo que permitirá encontrar indicios que justifique una consignación.

Por su parte, la organización International Crisis Group, señaló que Veracruz fue “sede de interconexiones políticas y criminales” durante los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa lo cual aceleró el descenso de la entidad hacia la inseguridad extrema.

En el informe Veracruz: reformar el estado de terror mexicano se asegura: “El tercer
estado más poblado de México no ha sufrido solamente una ola de asesinatos y desapariciones sin precedentes, sino que ha sido gobernada con la intención de ocultar o negar estos crímenes, y de asegurar que los culpables tengan rienda suelta.

El reporte refiere el que una entidad rica en recursos naturales y producción agrícola además de estar marcada por una “gran desigualdad”, tenga que cargar con una malversación de miles de millones de dólares en fondos públicos ocurrida durante la administración del gobernador Javier Duarte, ahora prófugo de la justicia.

Pero el grupo de complicidades no estaría completo sin la presencia del ex contralor general de la administración de Javier Duarte de Ochoa, Ricardo García Guzmán, quien en días pasados fue avalado por la alianza PAN-PRD que lo registró como precandidato a la alcaldía de Pánuco.

El PRD y el PAN en lugar de coadyuvar con la ley para que la justicia por fin tenga validez en la entidad, apoyan la impunidad a través del fuero, arma que los delincuentes de cuello blanco utilizan para no ser detenidos, sin importarles el desprestigio que esto les implica.

Ricardo García Guzmán, es el puente de corrupción entre el sexenio de Fidel Herrera y el de Javier Duarte.

Cuando Fidel Herrera llega al poder, García Guzmán se convierte en presidente municipal de Pánuco, a partir de esta sociedad la relación entre delitos administrativos, García Guzmán y Fidel Herrera se sucedieron unos a otros.

El ex alcalde de Pánuco y ex contralor de Javier Duarte maquilló y ocultó los desfalcos millonarios y las empresas fantasma. Por si fuera poco, Ricardo García Guzmán, se autonombró panuquense distinguido, a través de su hijo actual presidente municipal, Ricardo García Escalante.

Políticos, empresarios y ciudadanos notables de Pánuco, repudiaron este hecho que sólo exhibe la obsesión por el poder que tiene García Guzmán.

Las dinastías en el PRI se hacen evidentes, recordando los viejos sistemas políticos de Oriente, muchos siglos atrás, donde un apellido se preservaba dentro del poder, hasta que era derrocado, pero mientras esto sucedía se heredaban el poder de padres a hijos, a sobrinos o a nietos.

Condición que el PRI empieza a adoptar, tal es el caso de su candidato al Estado de México, Alfredo del Mazo Maza.

Así, en este panorama de herencias de poder, se integra Fidel Herrera, quien parece haberle arreglado el destino a su hijo, quien milita en el Partido Verde para no cargar con el peso del desprestigio de su padre, ni tener que dar explicaciones sobre la decadencia de un partido que parece ha dejado de ser triunfador en las urnas.

De esta manera, con la asesoría de su padre, Javier Herrera Borunda pasaría de la diputación federal a la senaduría y de ahí a la gubernatura. Sabemos que el Partido Verde es un apéndice del PRI, abierto a las nuevas generaciones de priístas, muchos de ellos de apellido ilustre… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

Dudas y comentarios, escríbenos a:
angelalvarop@hotmail.com
Twitter @politicosad