Nada Personal

Morena atrae los reflectores

J.M. Pasado



Así que de lo mejorcito que se puede rescatar es Morena, por eso todos quieren ser los candidatos del partido del “Peje”; sin embargo, también se ha visto que está reciclando algo de cascajo del PRI, incluso se habla que algunos duartistas podrían contender con sus siglas, de ser así, bien podría llevarse un chasco electoral, pero hay que esperar la nominación de sus candidatos a alcaldes, por el momento sería especular a lo tonto
El descalabro del PRI en las elecciones para gobernador y el que el gobierno del PAN-PRD con Miguel Ángel Yunes Linares, en tres meses no hayan dado muestra de un cambio, hacen que para las elecciones municipales de este año los reflectores los traiga el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que lleva como dirigente nacional al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, quien puntea para ganar la presidencia de la República en el 2018.

Mucho se ha dicho en torno al partido del “Peje”, sobre todo que recibió el apoyo económico del prófugo gobernador priista Javier Duarte de Ochoa, nada comprobado de manera oficial, lo cierto es que Morena, llevando como candidato a gobernador a Cuitláhuac García Jiménez, obtuvo 809 954 votos (26.40 de la votación) que lo colocó en la tercera fuerza política de Veracruz, con una diferencia más menos de 100 mil votos del legendario PRI, que después de 86 años de poder perdió la gubernatura.

Morena es, hoy por hoy, el partido político de moda, por el que mueren los aspirantes encantados por las historias electorales de Cuitláhuac, quien presume que ganó la diputación federal por Xalapa con una inversión de 20 mil pesos y haciendo campaña a pie, tocando puertas con una oferta política real acorde a las circunstancias que vive el país. O, el caso más reciente, el de la actual diputada local por el distrito 10, Xalapa I, Daniela Griego, quien por problemas familiares no hizo campaña, pero se llevó de calle la elección.

En las elecciones para gobernador de 2016 se combinaron muchos factores, los que pesaron más para el entonces partido en el poder, PRI, fueron dos: la abominable corrupción de Javier Duarte de Ochoa y el designar a Héctor Yunes Landa como su candidato, el cual se rodeó de un ambicioso equipo político que antes de pensar en ganar la gubernatura ya se había repartido los cargos. Otros dicen que el mismo Héctor vendió la elección al primo para que hiciera efectiva la venganza en contra de sus más crueles adversarios (Fidel y Javier). Leyendas, historias, cuentos, que se cuentan, sean o no verdad, el PRI perdió y de a feo.

Así que de lo mejorcito que se puede rescatar es Morena, por eso todos quieren ser los candidatos del partido del “Peje”; sin embargo, también se ha visto que está reciclando algo de cascajo del PRI, incluso se habla que algunos duartistas podrían contender con sus siglas, de ser así, bien podría llevarse un chasco electoral, pero hay que esperar la nominación de sus candidatos a alcaldes, por el momento sería especular a lo tonto.

Ahora falta ver si el gobierno de Miguel Ángel Yunes, integrado por panistas y perredistas, aplica alguna estrategia o plan para convencer que son la mejor opción, pero sobre todo que deje a un lado la venganza con la gente que nada tuvo que ver en el saqueo de las arcas estatales y convoque a la unidad, de ser así, puede dar batalla y media en las municipales y hasta ganar la gubernatura de 2018.

Miguel necesita aliados y lo que tiene ahora son miles de burócratas desilusionados con su gobierno y una prensa con la que no comulga, lo que lo hace vulnerable a la critica, pero además, no ha podido remontar inseguridad y desempleo, herencias del pasado, pero también promesas
de campaña, de abatirlas.

Interesante lo que viene, pero desde ahora, el pronóstico es que el PRI, por la corrupción de Duarte, será el gran perdedor.

NO MARCHEN

El grupo legislativo del PRI y sus aliados en el Congreso local, le están haciendo manita de puerco al gobernador Yunes, para que en el refinanciamiento de la deuda, se vaya el pago que tienen pendiente de las participaciones federales a los alcaldes veracruzanos. Se incluye, o no hay reestructuración, eso proponen los rojos. Vamos a ver qué dicen los azules y los amarillos, pero sobre todo su jefe, el gobernador Miguel Ángel Yunes, quien requiere urgentemente de recursos para iniciar la reactivación de Veracruz… El Colectivo Solecito de Veracruz, le aclara al fiscal Jorge Winckler, que no son 5 mil, los desaparecidos en el estado sino que la “cifra negra” podría alcanzar la cantidad de 28 mil. El encuentro de ayer entre los colectivos civiles, el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián y el fiscal Jorge Winckler, estuvo antecedida por la molestia de un retraso de casi tres horas de Campa, quien se disculpo por llegar tarde debido al mal tiempo en el aeropuerto de El Lencero, que obligó aterrizar el avión que lo transportaba en el aeropuerto del puerto de Veracruz, sin embargo, la falta de tacto político de la gente de la Fiscalía, de no informar nada, puso de malas a los integrantes de los colectivos civiles. Aquí lo importante es que los familiares de los desaparecidos fueron escuchados y se tomaron importantes acuerdos para la búsqueda de personas con vida y de reconocimiento de cadáveres en fosas clandestinas y panteones. La coordinación entre ambas partes seguramente dará resultados, incluso identificar a los autores intelectuales y materiales de tanta barbarie que se cometió en el peor sexenio de la historia de Veracruz, el de Javier Duarte de Ochoa. Importante y positivo que las víctimas sean escuchadas por un gobierno en este caso el de Miguel Ángel Yunes… En Coatzacoalcos, el cabildo acordó por unanimidad suspender el Carnaval 2017, argumentando la falta de recursos, sin embargo otro factor de peso, que no se dijo en la reunión, pero que fue determinante para no realizar las fiestas de la carne, fue la inseguridad que padece el municipio y que va en aumento… El proyecto personal de Miguel Ángel Yunes Linares, de hacer alcalde del puerto de Veracruz, a su hijo Fernando Yunes Márquez, y de que en el 2018 lo releve en el cargo de gobernador su otro hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, ya empieza a prender las alertas del divisionismo panista y perredista. En estos dos años veremos que tan grande es el poder de Yunes Linares para que le den el visto buen a su proyecto familiar o de plano lo frenen sobre todo los grupos políticos que convergen en Acción Nacional… Los alcaldes veracruzanos priistas ya se dieron cuenta que con su dirigente estatal del PRI, Renato Alarcón Guevara, no más no cuentan. Ni una palabra para respaldarlos en su lucha por recuperar los recursos federales que ahora no les quiere pagar el gobierno del cambio. Se los dije, Renato ya está en la nómina estatal… Nos vemos mañana.